QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Los blogs de moda como vitrina de marcas por Cat Orange

(Por Cat Orange) Para nadie es desconocido el auge que han tenido los blogs de moda y street style en los últimos años. Tampoco es desconocido que la tendencia –ya instalada hace bastante tiempo en Europa y Estados Unidos- también ha hecho eco en la escena latinoamericana, y Chile no se queda atrás. Hoy los blogs de moda y las marcas pueden ser amigos. Analicemos los alcances de este fenómeno.


Este rápido crecimiento de los fashion bloggers ha llevado a varias marcas de moda a indagar en la web y enterarse qué le llama la atención a los trendsetters. Fruto de ello han creado estrategias de marketing que incluyen a los bloggers como entes potenciadores de las marcas, ofreciéndoles distintas colaboraciones, tales como invitaciones a eventos –lanzamientos, desfiles, encuentros, etc.-, e incluso regalos para sortear entre sus seguidores. Todo ello como forma de retribuir en algo la publicidad y el acercamiento con los clientes, facilitado por los blog.

En Europa, un ejemplo visible, es lo que han hecho marcas como Mango, H&M y Stradivarius –por nombrar algunas-, que han utilizado los blogs de moda como trampolín para de atraer consumidores e incluso crear una relación con el público a través de las redes sociales, blogs propios de cada marca y concursos que incluyen a las bloggers más conocidas del viejo continente como protagonistas. Como hizo Mango, hace unos meses, con las it-girls Chiara Ferragni de The Blonde Salad, Andy Torres de StyleScrapbook, entre otras.


Este fenómeno puede ser comparado con lo realizado durante el 2010 y 2011, en Chile, por algunas marcas como Triumph, que a través de su blog-canal Miss Triumph ha creado una relación amistosa con sus clientas a través de la introducción de embajadoras de la marca –mujeres jóvenes, exitosas en distintas áreas laborales y con buen gusto-, entre las que se cuenta a diseñadoras, modelos, fotógrafas y blogueras de moda.


Por otra parte, Foster, durante el 2011 ha llevado a cabo una intensa campaña de lo que denominan  “Coolhunting”, en colaboración con distintos blogs nacionales que abordan el tema de la moda, ofreciendo colaboraciones, préstamos de ropa para producciones de moda y concursos para los lectores.


Estas iniciativas de las marcas, si bien son positivas en alguna medida, también pueden volverse en contra de los bloggers, debido a que se corre el riesgo de cruzar la delgada línea de la pérdida de independencia a la hora de publicar. Por ejemplo, se puede pasar de tener un blog con contenido netamente experiencial a transformarse en una plataforma mayoritariamente publicitaria. ¿Creen que la unión excesiva entre bloguer@s de moda y marcas puede ser peligrosa? ¿cuándo se cruza la línea? ¿qué posición tomarían ustedes al respecto?...

*Cat Orange es periodista y blogger de tiempo completo, amante de la moda, el diseño y la decoración.

1 comentario:

  1. Me encanto! Yo tambien quiero ser una fashion blogger jajajaja

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.