QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Tendencias del consumo de moda: ¿eres un consumidor bipolar?

La crisis internacional ha debilitado el consumo de moda, pero también ha permitido el surgimiento de una nueva tipología de cliente: el consumidor bipolar. ¿Su característica principal? Consume lo mismo en términos porcentuales, pero su canasta se ha dividido entre una menor compra de productos caros y más de ropa barata. ¿Te consideras uno de ello? Analicemos sus alcances.

Consumidor bipolar de moda ¿yo?

La bipolaridad en el consumo de moda asociada al precio, supone que el consumidor no desea privarse de comprar, no obstante está dispuesto a ceder en cuánto a calidad o durabilidad de la prenda con tal de hacerse de ella. En esta reflexión el criterio de selección está más ligado al impulso que la racionalidad, ya que prima el deseo de "tener", por sobre la posibilidad de "heredar".

Hay una intención de acercarse a ese lujo, pero de manera económica. Esa paradoja ha permitido que cadenas como Zara o H&M mantengan sus cifras en azul a pesar de las dificultades económicas mundiales. No obstante, en esta forma de ver el consumo, no hay espacio para la reflexión sobre lo que realmente se está comprando. Se deja de lado la figura del consumidor responsable, por uno que compra por ansiedad ante la incertidumbre que lo rodea.

La velocidad del consumo en el siglo XXI incentiva la bipolaridad. Foto: Tryingmyhardest

Todos hemos caído y caemos en esta bipolaridad, ya sea por "necesidad" o "costumbre", ya que antaño comprar ropa no era barato y para obtenerla, debíamos ahorrar, lo que suponía un ejercicio de reflexión y la conciencia absoluta de lo que se estaba comprando (en términos de calidad, durabilidad y uso). Hoy, en cambio, tenemos acceso a ropa barata que si bien cumple con la necesidad primaria, es "pan para hoy y hambre para mañana".

Es allí donde la moda de autor debe configurar su discurso, ya que debe intentar seducir, no desde el precio, sino desde un relato que hable de identidad, calidad y "pan para mañana". Debe lograr que el consumidor vuelva a reflexionar y guarde la impulsividad por algunos momentos, y que lo privilegie en, por lo menos, una de sus compras al mes. Ello entendiendo que la bipolaridad es una característica inherente al consumidor del siglo XXI dados los estímulos que recibe a diario y las tentaciones del mercado (descuentos, crédito, etc).

No obstante, en esta bipolaridad también surgen nuevas paradojas. Como aquella que va de la mano del "rescate", entendido como la idea de comprar barato, pero no desechable. ¿Es ello posible? Sí, a través de la ropa usada o vintage, ya que se adquiere un producto bajo el valor tradicional del mercado, pero con altos estándares de calidad y durabilidad probada. Esta corriente, sin duda, se encierra una noción ética diferente, en la que además de la búsqueda de la exclusividad a bajo costo, se contribuye -racional o irracionalmente- a alargar la vida útil de un producto, que la sociedad había dado por descartado.

El Vintage Market en Este de Londres

Sin duda, hoy el desafío como consumidores de moda está en racionalizar nuestra bipolaridad y no dejarse tentar sólo por lo desechable. ¿Qué tan bipolar te consideras?

(Foto principal: Visitflanders)

2 comentarios:

  1. es super difícil aprender donde se puede ahorrar, comprar poleras y ropa barata llena nuestras "necesidades" de consumo no dura nada, es de mala calidad y termina botada en menos de un año. O sea, generamos más gastos para nosotros mismos y poco pensamos en nuestro planeta, en la cantidad de basura que producimos. Pero claro, nos compramos este item de moda que nos gustaba, que no teníamos claro si nos iba a gustar tanto el próximo año.

    Mi cabeza ya comprendió que con los zapatos y productos para la piel y el cabello, no se debe ahorrar, pero con el resto de las cosas, estoy aún peleando jejeje. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Me pasa lo mismo que Moyra, de repente compro en Zara y si la ropa es mala no dura tanto tiempo, con la ropa me cuesta un poco esto de gastar mas por algo de calidad, pero no escatimo en gastos cuando son zapatos (deben ser de cueros), carteras, cremas y maquillaje.

    Creo que hay que gastar un poco mas en la ropa comprar menos pero. Calidad.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.