QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Historias de moda: zapatos de cuero caníbales

En mi clóset dispongo de varias decenas de zapatos de todas las temporadas y estilos (soy adicta controlada, jo!), que en su mayoría pertenecen a marcas de moda de autor latina. Los sintéticos los he reducido a una mínima porción y los de cuero son mayoría. Con este panorama uno podría decir, que mis pies jamás sufren. Pero la realidad no siempre es tan perfecta… el zapato de cuero también tiene su lado caníbal.

Hannibal Lecter se mudó a mis pies

Uso preferentemente zapatos de cuero de buena factoría, porque se supone cuidarán más mis pies, y tendrán más vida útil, lo que redundará en menos contaminación y más potencial heredable. Sin embargo, esta apuesta no siempre me ha salido tan conveniente.

¿Por qué? Porque una marca de autor o masiva que trató bien a mis pies al primer par, casi nunca lo hace en el segundo. ¿Cómo? Tal como lo oyen. Compro un zapato que resulta una seda, pero luego puedo comprar el mismo modelo en otro color y el resultado es nefasto: pies heridos y un “rosario de malos pensamientos” para la marca que los creó.

Foto: Hotflash

Pero ¿por qué un zapato que se supone está fabricado de la misma manera que otro blando puede convertirse en la encarnación de “Hannibal Lecter”? Una vez, le pregunté a la dueña de una tienda de diseño por ello y me respondió que la suavidad del calzado dependía de la parte del animal de donde se sacaba el cuero. Que al igual que el ser humano, poseen zonas duras que no son muy buenas para hacer zapatos, pero por temas de disponibilidad o costo igual se utilizan.

Más allá de que esa respuesta sea 100% certera o no, hay un asunto claro, no todos los zapatos de cuero –fabricados artesanalmente- son un paraíso para los pies. De hecho, encontré varios foros que daban consejos de cómo ablandar el cuero, lo que demuestra que la historia se repite en todas las latitudes…

A veces la tentación de quedarse descalza con los zapatos caníbales de demasiado alta. Foto: Smart Mom Style

¿Te ha pasado a ti? ¿cómo lo solucionaste?

PD. Anécdota aparte: una vez apliqué el truco del algodón con alcohol en el interior de un zapato de diseño para ablandarlo y antes que el cuero “cediera”, le salieron unas manchas horribles negras (era en la parte de los dedos). Cuando le pregunté al zapatero que había ocurrido dijo que algunas veces el cuero aflora sus manchas naturales con el alcohol. Pero que mis zapatos eran pintados, no teñidos, lo que le generaba extrañeza… La solución no total (del 90%) del incidente fue teñirlos. Plop!

(Foto principal: Science Daily)

3 comentarios:

  1. Sé que ahora existe esa cosa de no usar cueros de animal, de preteger a los animales, pero yo no puedo evitar preferir los zapatos de cuero. Tengo sintéticos también pero los de cuero tratan mejor a mis pies y duran mucho más. Por suerte no me ha pasado que algún zapatos de cuero me haga daño más allá de la típica herida en el talón.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. La respuesta para mi es zapateria maestra. Desde que compré mi primer par soy adicta. Todos me han salido blanditos, exquisitos para todo el dia, y super cómodos para caminar. Tengo 5 pares, unos bajos y 4 con tacos, son funcionales y atemporales. Ya espero por la nueva temporada. Los recomiendo a morir...

    ResponderEliminar
  3. Yo uso zapatos de cuero, porque como dices Gaba, los sintéticos me dañan más los pies, pero lo triste es lo que les contaba de lo duro que me han salidos algunos pares de ese material. Y gracias Romi por el dato, a mi me falta hacerme un par ahí.
    Besote!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.