Casa Laporte: ropa para conservar en slow motion

Transformar, resignificar, reciclar, intervenir son algunos de los verbos que podrían aplicarse a Casa Laporte de la diseñadora Carolina Aguirre. En ella, la ropa de segunda mano traída desde Europa, se transforma en la base para crear prendas únicas e irrepetibles. Hoy Carolina nos contará los alcances de su propuesta en slow fashion.

Las motivaciones para crear Casa Laporte

"Motivaciones hubo varias, que por algún motivo 'mágico', se resolvieron en una conversación con mi madre una tarde cualquiera. Yo he estado siempre muy ligada al tema de moda e indumentaria. Uno porque me apasiona y además porque desde mis comienzos laborales he trabajado en empresas proveedoras del retail. Lo otro que me inspira es trabajar en forma independiente, crear algo propio y en el fondo emprender. Tengo además una pyme donde confecciono zapatos de mujer, hechos a mano. Mi madre, muy ligada al tema por sus aficiones a la costura, el tejido y el bordado que a su vez aprendió de su madre, estaba explorando algunas actividades que le permitieran dedicarse por completo a este ámbito y dejar los números, que la habían tenido ocupada por más de 30 años.


De esa conversación, surgió la idea, ¿y si hacemos algo con la ropa de segunda mano de fiesta y le damos un nuevo significado? ¿hay algo así en Chile? Hagamos un sondeo de mercado y veamos, y así partimos".

La propuesta de Casa Laporte

"Casa Laporte es un proyecto textil de vestuario elegante que consiste en reciclar y rediseñar ropa de segunda mano traída desde Europa para la creación de prendas únicas e irrepetibles. Seleccionamos las prendas con especial cuidado y dedicación a través de parámetros de moda y estilos de época, transformándolas e interviniéndolas para lograr bellos y exclusivos trajes. Todo esto bajo el principio de reconstrucción y reciclaje".


Los factores que influyen en el proceso de reciclar y rediseñar de Casa Laporte

"Reciclamos y rediseñamos, amoldando los trajes y vestidos a las nuevas dueñas, contemporizándolas al nuevo siglo. Queremos alargar la vida de los trajes bellos, de las buenas telas. Nos motiva lo clásico, las prendas que no pasan de moda, el buen corte. Por eso nuestro lema es 'Ropa para Conservar'. No tenemos un plan predeterminado de rehúso con las prendas originales. Dejamos que ellas nos 'hablen'. Algunas serán deshechas y ocuparemos la tela, en otras sólo arreglaremos algún detalle, cambiaremos sus botones, agregaremos un cuello nuevo; otras, las menos, las dejaremos un tiempo descansar, y sin darnos cuenta reaparecen frente a nosotras y tienen su lugar. A modo del slow fashion y de nuestra filosofía del negocio, intentamos darle su tiempo a cada proceso, tiempo para seleccionar, rediseñar e imaginar una prenda que será única e irrepetible".


Lo que necesita una marca para obtener el "sello de calidad" según Casa Laporte

"Principalmente que cumpla con ciertas especificaciones y técnicas de inspección en la producción, incorporando procesos y sistemas en la organización para evitar productos defectuosos y de mala calidad. Por otro lado, el producto será de calidad cuando logre satisfacer las necesidades, expectativas y requerimientos del cliente; esto concebido como un profundo proceso de mejora continua en donde se asegure la eficiencia de la producción, haciendo las cosas bien desde el primer momento.


En Casa Laporte nos preocupamos en la unicidad de cada prenda, donde la atención de cada detalle refleja el profundo proceso de trabajo que hay detrás de cada prenda. Es importante que esta preocupación esté en todas las etapas de diseño, en donde involucramos técnicas de inspección desde el proceso de selección de la prenda a en el tiempo para rediseñar y adaptar las prendas, actualizándola y transformándola en una prenda única, sin perder su esencia.

Esta re significación de la tela va precisamente en que vimos en la ropa de segunda mano una oportunidad hacia el rescate de las telas de buena calidad, de esas que se pueden conservar por años de años y siguen intactas, impecables. El sello de calidad está justamente en el uso de telas de alta calidad y texturas nobles y en el respeto y la conservación de materias primas orgánicas y éticas, así como un intento de preservar las tradiciones antiguas de costura y el uso de materiales locales".


Las estrategias para seducir al consumidor de Casa Laporte

"Nuestro emprendimiento es reciente; te puedo contar algunas de las estrategias que hemos definido para alcanzar a nuestro público o mercado objetivo. Sabemos eso sí, y está probado por nuestras ventas, que nuestro emprendimiento es muy atractivo para un tipo de clientas, aquellas adultas jóvenes que valoran mucho las prendas únicas y bellas, y que además el tema de la 'ropa usada' no representa para ellas ningún tipo de conflicto.


Tenemos claridad que nosotros nos estamos adelantando al mercado en Chile, donde aún prima el alto consumo de ropa (compramos mucho) y nos deshacemos de ella más rápido. Nosotras apelamos a la calidad: menos cantidad y más calidad. Esto se está viendo ahora en Europa y otros países desarrollados, pero en Chile el concepto está en aún en pañales.

Entonces nuestra estrategia de penetración al segmento de mujeres de mayor edad, también es lenta. Aparte de los canales de distribución y de publicidad naturales, redes sociales, publicidad en prensa y otros, nuestra estrategia es seducir a través de nuestras clientas, fomentamos el trato personal, que ellas queden encantadas con la experiencia de comprar en Casa Laporte, y luego se luzcan con nuestras prendas. De esta forma creamos un lazo con ellas que esperamos sea para siempre… así el boca a boca tiene un efecto multiplicador".


El futuro de Casa Laporte

"Aspiramos a ser una marca en el país reconocida como 'moda sostenible' y además identificada definitivamente con el movimiento 'slow fashion'. El proceso de producción y la cadena de valor será algo conocido por nuestros consumidores, donde se transparentará la procedencia de las materias primas, los procesos creativos y la forma de producir las prendas. Lo anterior contribuirá a ser reconocida como una marca seria, responsable y con un relato coherente.


Básicamente siendo consistente con nuestra forma de hacer las cosas y manteniendo los valores y el espíritu fundamental de Casa Laporte, la marca crecerá de aquí a algunos pocos años pudiendo de esta forma llegar a personas que compartan su espíritu, convirtiéndose en un referente nacional. Pero no perdiendo de vista el concepto de calidad, de prendas confeccionadas en un atelier mediante el trabajo minucioso".

(Fotos gentileza de Casa Laporte)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.