QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

El proceso creativo de un vestido de novia de moda de autor: el caso de Pitti Palacios

El vestido de novia es la prueba de fuego de un diseñador. Su complejidad técnica es enorme, por lo que cualquier mala elección puede dañar el resultado final. Pero ¿qué sucede cuando la novia también es diseñadora y su universo creativo busca ser representado e interpretado por un colega? En ese caso, la labor se puede poner cuesta arriba. No obstante, la dupla de Pitti Palacios (novia y diseñadora) e Ignacio Lechuga (diseñador) nos demuestran que no existen los imposibles cuando el talento logra interpretar el relato del otro. Hoy, a través de un entretenido diálogo, nos develarán el proceso creativo tras el vestido de novia de Pitti Palacios.


Novia porteña y el proceso creativo de 4 manos


Ignacio Lechuga: "Todo partió con un dry martini en el Ritz, celebrando el cumple de Pitti y analizando como debía ser el vestido. El pie forzado era que debía tener tejido a telar y lana, por supuesto, junto a telas naturales y un estilo vintage. Antes del primer boceto llegamos al shantung de seda y al charmeuse de seda, este último con la aparición de los bordados en lana, que primero serían afieltrado. No obstante, se cambió por gasa de seda que se encargó a EE.UU.. De ahí vino la construcción de dos prototipos para definir la forma y múltiples muestras para la aplicación de la lana en la tela. ¿Estas de acuerdo Pitti?

El primer boceto dibujado por Pitti para su vestido

Pitti Palacios: "Sí, yo no quería imponer a Ignacio un vestido de novia 100% lana como el que había diseñado a clientas, sino que quería que se luciera su confección fina, pero que no perdiera el estilo Pitti. Entonces fuimos amalgamando ideas. El dato de la gasa de seda y el trabajo previo de investigación lo hicimos con Jorge Fredes, pero no nos convenció la textura final del afieltrado así que optamos por bordarlo con lana en mi taller, y emular las gasas bordadas de vestidos antiguos. Esta vez con gasa de seda y lana hilada a mano.

Toda la confección de hizo en el taller de Ignacio con sus ayudantes que hicieron un trabajo de monja finísimo, una belleza. ¿Cuántos metros finalmente orillaron?"


Ignacio: "22 metros de costura invisible a mano a 6 manos"


Pitti: "¡Heavy! Ah donde aplicamos el telar 100% fue en el ruedo, esa mezla de algo bien bruto con la gasa de seda. Se pudieron fusionar bien el bordado y  la full costura fina de Ignacio. Los toques de color se dieron en un tocado que hice para la cabeza. Desde ahí estaba sujeto el velo que bordamos a color con una lana gruesa.


Ignacio la espalda fue tema a parte..."


Ignacio: "El diseño se tenía desde el año pasado (2012) y en febrero partimos con los moldes y la confección de prototipos. Se hicieron dos prototipos de calce antes de partir con las telas originales. Era muy importante que quedara bien con el cuerpo de Pitti y que tuviera mucho movimiento. La gasa de la espalda se fijó 100% a mano, para que no de rajara con el movimiento la gasa con los bordados".


Pitti: "Quedó muy linda esa parte y cómoda..."

Ignacio: "Y las mangas iban a ser ajustadas y luego por un tema práctico se sacaron con sistema moulage cortando directamente sobre el cuerpo".

Pitti llegó a la Iglesia y luego hizo un recorrido por la ciudad en trolley. Foto: Isabel Mora

Pitti: "Sí, in situ, quedaron bellas y aumentaron la imagen vintage del vestido".

Ignacio: "Importante también que en forma paralela, se desarrolló el traje del novio".

Pitti: "El velo siempre lo quise al estilo antiguo tipo años 20, cayendo tipo virgen de lo Vásquez. Ignacio lo recogió arriba y lo aplicamos al tocado".


Ignacio: "Y también se armó y cortó sobre un cuerpo, para darle la caída y forma".

Pitti: "Sí, no es menor. Quedó bello".

Ignacio: "Además está el tema de la tela base, 100% algodón para que se uniera a la textura del telar y con la misma tela se construyó el falso de dos capas de vuelos para dar mayor movimiento y estructura al vestido".

Pitti con Mauro (el novio) en el Bar El Playa donde tomaron las fotos post ceremonia

Pitti: "Ah! el calzado era de Gaytan y se hizo pensando en la totalidad de la tenida de la novia, crudo adelantes y los colores del velo bordado hacia atrás. Las argollas la hizo Rocco Napoli, de origami traspasado a cera y luego a plata con orillita fina de oro".

(Fotos gentileza de Ignacio Lechuga)

3 comentarios:

  1. muy interesante el desarrollo de la idea, el trabajo de distintas texturas y después ver el resultado.Me gustó.

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga!
    Felicitaciones por tan hermoso traje de novia.
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!

    ResponderEliminar
  3. El vestido le quedó perfecto, se veía hermosa, que emoción!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.