QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Chanel un ejemplo de inspiración glocal: lecciones para la moda de autor

Muchos diseñadores latinos desarrollan un proceso creativo desarraigado, alejado de la ciudad o país que los cobija.  Prefieren buscar "musas" en universos paralelos que les den herramientas para mimetizarse con la mayoría.  Totalmente ajena a esta práctica encontramos a Chanel, una marca que transita por una paradoja permanente: ser sinónimo de vanguardia y tradición.  Ello porque no teme mezclar su Adn parisino con el sello estético de una localidad foránea, creando verdaderas odas a la glocalidad. Hoy lo analizamos a propósito de su colección París - Dallas. 

Ser global sin perder lo local: la maestría de Chanel


Las marcas creadoras de un estilo tienen licencia para todo mientras su sello no se diluya. Si bien muchas de ellas podrían optar por una zona de confort permanente,  la crudeza y brutalidad de la industria de la moda,  las ha obligado a ir siempre un paso más adelante. En un mundo globalizado y con fronteras creativas cada vez más invisibles, esta "visión del mañana" sólo se alcanza mirando hacia el entorno o posando la mirada en un territorio.

Colección de Chanel inspirada en Shanghai

Parece una contradicción, pero para salir de la media hay que tener la capacidad de crear con los pies pisando una tierra con nombre y apellido,  que aporte identidad a la propuesta y no la confine a las fronteras de "cualquier parte".


Chanel tiene claro este asunto. Por eso ha optado desde hace unos años a crear bajo el alero de su tradición histórica, pero mezclándola con la vanguardia que le aporta una ciudad que complementa su identidad y refleja a esa mujer Chanel universal, pero circunscrita a un territorio. Lo vimos con sus colecciones de Shanghai, Edimburgo, Singapur y hoy lo vemos con París - Dallas.




La moda de autor latina debería observar esta apuesta y aprender de ella. Porque nos demuestra que para triunfar y mantenerse en el mercado global hay que crear una identidad que tenga raíces largas y profundas,  que desarrolle un relato que tome como hilo conductor el sello de la marca y lo mezcle con elementos "geolocalizables" y únicos.




El negocio de la moda sin alma y historia solo le sirve a quienes producen desde la masividad. Para salir de la vereda de los commodities hay que jugársela por ese relato con pertenencia.

Chanel lo está haciendo con maestría.

(Fotos de Olivier Saillant para Chanel)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.