QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Pasarela Valparaíso 2015: lo mejor y mejorable de su quinta edición

(Por Equipo Quinta Trends) Con el paso del tiempo Pasarela Valparaíso se ha convertido en una plataforma de promoción tanto de la moda local como nacional. Por lo mismo, las expectativas que surgen en torno a ella han ido aumentando. ¿Su versión 2015 logró cumplirlas? Hoy lo analizaremos y revisaremos lo mejor y lo mejorable de sus dos desfiles, que agruparon tanto a propuestas de alumnos de diseño de vestuario de DUOC-UC sede Viña del Mar, como a marcas de moda de autor emergentes como clásicas de la escena local.

Lo Mejor de Pasarela Valparaíso 2015


Marca de nicho: hay algunos diseñadores que creen que realizar una segmentación acotada de su público implica más riesgos que beneficios. Sin embargo, la marca especializada en vestuario para riders / skaters, Awca, nos demostró todo lo contrario. Su presentación fue una de las más “redondas” tanto en styling como en un concepto creativo fresco y novedoso.


El desfile de Awca terminó con una selfie de su diseñadora Alejandra Torres y dos de sus modelos riders

El vistazo al otoño - invierno: como en años anteriores, el otoño invierno fue esquivo en la pasarela, y se insistió con la presentación de las colecciones primavera verano, en un contexto en que el retail está liquidando la temporada y mostrando lo que depara el otoño. Sin embargo, unas de las pocas que quiso torcer la tendencia y jugársela por un adelanto de temporada fue Calzados La Horma junto a Carolina Arias, la etiqueta homónima de la creadora de Bazar La Pasión. La primera mostró botas y botines creados con cueros y textiles reutilizados, mientras la segunda se la jugó por abrigos de arpillera teñida, fiel a su apuesta por el upcycling.



Entre las que también hicieron un guiño al otoño encontramos a Alpaca Samka y los chalecos de Ceanuda (nos hubiera gustado ver más de ello, porque la sacaba de su zona de confort).

Alpaca Samka (arriba) - Ceanuda (abajo)


Un poco de show: las pasarelas de moda tienen que tener un poco de “show”, es decir, no sólo se espera propuestas que vayan directo al clóset. Una de las marcas que se la jugó en ese sentido fue Rodolfo Vera. Si bien, no todas sus prendas fueron de nuestro gusto, nos encantaron sus tocados (los tipo cintillo nos recordaron las arañas de Meche Correa) y una de sus chaquetas (foto inferior) por su interesante trabajo de texturas.



Relato con identidad nacional: una de las pocas marcas que desarrolló una propuesta donde se resignificaron códigos nacionales, es decir, se creó un relato con identidad local fue la de Valentina Rosende llamada Dulce Patria. Nos pareció muy interesante su apuesta conceptual.



Accesorios de Berlinda Cárdenas: conocimos el trabajo de la diseñadora Navia Escobar de Berlinda Cárdenas hace un tiempo, y en Pasarela Valparaíso lo pudimos ver in situ. De sus pasadas destacamos, por sobre todo, sus accesorios.


Brief de prensa: nos pareció un gran avance y aporte a la cobertura periodística que se nos entregara un brief de prensa donde se detallara cada una de las marcas y pasadas, lo que sin duda facilitó nuestra labor.

Lo Mejorable de Pasarela Valparaíso 2015


Hilo conductor visible + propuestas inéditas: si bien la Pasarela Valparaíso 2015 nos invitaba a mirarla en “Modo Austero”, lo que de alguna manera intentaron rescatar los alumnos del DUOC-UC (fotos abajo), nos costó encontrar ese hilo conductor en varias de las marcas de autor profesionales. Además creíamos que en el desfile se presentarían propuestas inéditas, que estuvieran acorde con el tema central, pero nos encontramos –en la mayoría de los casos- con las mismas colecciones que habíamos visto en las campañas de primavera verano.




Pensamos que Pasarela Valparaíso es una excelente vitrina para posicionar una marca, que habría que aprovechar con propuestas que estuvieran acorde con las circunstancias.




Inconsistencia del relato conceptual en el diseño: el papel aguanta todo, por lo mismo a veces crear un relato de la propuesta muy florido en el texto, pero que no se traspase al diseño, puede llegar a ser contraproducente.

El casting de modelos: si bien hubo modelos que dieron el ancho, nos descolocamos con algun@s cuya presencia y/o técnica en la pasarela bordeó, por momentos, en lo poco elegante y risible. Además supimos que algun@s llegaron con 2 horas de atraso a la citación de prueba de calce y maquillaje, lo que supuso el retraso general del primer desfile, ello nos habla de una ausencia de profesionalismo esperable en un evento como éste.

Look de invitados: si bien este año en las invitaciones de Pasarela Valparaíso se incluyó la mención al dress code (pasarela), ello no se reflejó en el vestuario de la mayoría de los asistentes. Esto confirma la falta de cultura de pasarela que existe en la región, y por que no decirlo, en el país.

Nos hubiese gustado encontrarnos con más looks jugados como los de las imágenes de arriba y abajo


Palabras al cierre…


Si bien todavía hay elementos perfectibles dentro de Pasarela Valparaíso, creemos que el potencial del evento es infinito. El Parque Cultural de Valparaíso ha demostrado ser una excelente locación, y estamos seguros que con mayores recursos y una proyección a largo plazo podría convertirse en un hito del calendario de la moda nacional y latinoamericana.

Por lo mismo, hay que reforzar la estrategia comunicacional para lograr llegar a todos los stakeholders que rodean la industria de la moda chilena y latina.

Revisa las imágenes del 1° desfile acá
Revisa las imágenes del 2° desfile acá
(Fotos por Lontano)

3 comentarios:

  1. Un sueño, bellísimo. Qué importante el desarrollo y presentación de lo que surge de la imaginación y espíritu creativo de las alumnas de Diseño de Vestuario, del DUOC de la U. Católica. Mil felicidades y admiración desde el sur de Chile.

    ResponderEliminar
  2. solo un comentario respecto de un posible hilo conductor: una de las características de la austeridad es la fragmentación, pues se trata de poner en valor lo que esta disponible en un momento particular. Efectivamente las 16 marcas participantes se aprecian distintas en una primera mirada, sin embargo creo que todas representan ,de alguna manera, una relación virtuosa entre diseño y capacidad productiva local, generando cruces dentro de este sistema de valor para potenciar economías creativas basadas en el emprendimiento.
    En las propuestas se aprecia la incorporación de técnicas textiles artesanales ,como por ejemplo el tejido, telar, bordado, teñido y otras, una moldería creativa ( no industrial) , así como también un manejo innovador de materiales, uso de mano de obra local y un discurso asociado a la identidad.
    Se vislumbra una intención de innovación por colaboración, proceso a través del cual se potencia el trabajo conjunto generando una integración productiva para generar un alto valor de diferenciación en los productos desarrollados. Estaríamos frente a un hilo conductor estructural, no visual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivian el hilo conducto estructural asumimos que está, porque la curatoría supuso integrar propuestas que tuvieran ese atributo como característica. Sin embargo, el hecho de presentar las mismas colecciones ya vistas durante meses, y no inéditas (en el caso de varias marcas) supone una relativización del hilo dentro del contexto puntual de la presentación, ya que nos parece importante que si hay un tema central no sólo prevalezca el hilo estructural, sino también uno visual (sin que sea literal), que es en el fondo una de las ventajas competitivas de PV, con respecto a otras pasarelas.

      Eliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.