QT DESTACADO

Visita la exposición aniversario de QT

Greenfield lanza su primera línea sustentable con materiales orgánicos y etiqueta germinable

Para hacer las cosas bien en el mundo de la moda (y en cualquier área económica o de la vida) se requiere de voluntad. Eso me queda aún más claro cuando supe que Greenfield, la marca propia de Paris, que se caracteriza por su inspiración hippie chic sacó su primera línea sustentable, donde destacan materiales como el algodón orgánico, el tencel y el poliéster reciclado, además de una etiqueta germinable. ¿Quieres conocer más detalles de esta propuesta? Acá te los cuento.

La línea sustentable de Greenfield


La aspiración de todos quienes amamos la moda, pero repudiamos la forma en que muchos la llevan a cabo es lograr que el ciclo de vida del producto sea circular y no lineal como lo es a la fecha. Para ello se requiere de innovación, pero sobre todo de voluntad política de hacer las cosas diferente, a "contra pelo" de productos baratos para el cliente final, pero muy caros para quienes les dan vida.

Por lo mismo, me resulta muy prometedor la noticia que me llegó de Paris, en donde una de sus marcas propias, Greenfield, está enfocada en lograr que su cadena de valor sea armónica con el medio ambiente.


Para ello se aventuraron en la creación de una colección verano 2017 diferente, no sólo por el cambio lógico de estética, sino también porque apostaron por ofrecer, por primera vez, una propuesta sustentable donde destaca la composición de las telas.


De hecho, se utilizó algodón 100% orgánico, cultivado en tierras libres de pesticidas, herbicidas y químicos sintéticos, cuya prenda ícono es un top halter burdeo. Además de tencel certificado hecho con sustancias naturales y que además reduce el consumo de agua en su producción, que tiene como protagonista a pantalones palazzo, vestidos y enteritos.


Asimismo creó unos jeans con un 30% de poliéster reciclado, hecho directamente con botellas plásticas, uno de los principales contaminantes a nivel mundial que se demora entre 100 y 700 años en degradarse.

Pero la materialidad no fue la única innovación de esta propuesta, también se desarrolló una etiqueta germinable, que si se planta, crecen diferentes opciones de huerta chilena como perejil, tomate y albahaca. De esta manera no va a la basura y tiene una nueva vida útil.




No sé ustedes, pero me encanta esta noticia para ir cerrando el año, porque habla de que el fast fashion si puede ser actor de cambio. Y que mayor orgullo si ese paso viene de nuestro país.

¿Conocías esta apuesta de Greenfield? ¿qué te parece?

(Fotos gentileza de Greenfield)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.