QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Historias de moda: las telas Ikea del amor al odio

La posibilidad de que nuestra ropa la compren unas pocas y no miles, lleva a muchas a optar por la moda de autor. Pero ¿qué pasa cuando la tela de nuestro vestido, también lo es del abrigo de la vecina y el cojín de la prima? Si bien esto no es ninguna novedad en nuestro paupérrimo mercado textil, este año se hizo aún más evidente por culpa de las telas Ikea. ¿Conoces la historia? Yo te la cuento y esbozo algunas soluciones. 

Las telas Ikea del amor al odio

Las telas Ikea llegaron a Chile este año, gracias a un pequeño local del calle Independencia, Santiago. Al principio era un secreto a voces, pero luego se convirtió en un dato masivo (una revista de Decoración corrió la voz). Obvio, muchas marcas se entusiasmaron con la posibilidad de adquirirlas y conseguir estampados muy novedosos dentro del contexto local. ¿El problema? Terminamos viendo las telas en abrigos, vestidos, cojines, carteras, etc, y la "exclusividad" se anuló. La decepción se apoderó de varias consumidoras, que se sintieron engañadas por la falsa promesa de productos "exclusivos".

Una de las telas de la discordia.

Ok seamos realistas. Un colección con prendas únicas es casi imposible, sobre todo si se usa como materia prima telas estampadas. Al final, aunque se combine de diferentes maneras, la sensación de repetición se mantiene. Ahora, si efectivamente se hacen pocas prendas, pero la marca vecina también la usa, y la del lado igual, etc, etc, se produce un efecto multiplicador que transforma el estampado en un comodín.

Las telas estampadas tienen ese extraño poder de hacernos sentir en un constante deja vu. De hecho, nos hacen perder la capacidad de asombro y nos terminan mareando (el caso de las flores es un ejemplo). En este caso, las telas Ikea que se habían convertido en una buena opción para la moda de autor, se transformaron en una pesadilla para los consumidores.

Esta tela Ikea la he visto principalmente en abrigos de diferentes marcas.  La imagen es de Emma Indumentaria

Pero sin mercado textil ¿qué hacer?

Si el mercado textil nacional no entrega la materia prima necesaria las opciones para no pasar del amor al odio con una tela son variadas. Acá mis elegidas:

Elegir telas lisas

Si tengo claro que el mercado textil nacional es limitado, creo que la opción más sana es optar por telas lisas, que se vayan transformando en el proceso de construcción de la prenda, ya sea por la inclusión de elementos (bordados, botones, etc) o por su estructura (desflecado, múltiples capas, texturas, etc).

Los detalles hacen la diferencia. La blusa de la imagen es de Singular  disponible en Monjitas Alamoda

Crear sus propias telas

Varias marcas de autor optan por ello. A través de la serigrafía u otras técnicas crean sus propias telas, otorgándoles una verdadera exclusividad respecto a la competencia. De hecho, hace poco entrevisté a Viudadelvis Textiles, quien vio en esta alternativa un nuevo nicho de mercado, y está creando telas para los otros.

Un ejemplo del muestrario de telas de Viudadeelvis Textiles

Utilizar telas vintage

En la ropa usada los tesoros no se limitan a las prendas, también están en las telas. Conozco el caso de algunas marcas que utilizan como materia prima telas de ropa usada. Con ello no sólo se aseguran un alto grado de exclusividad, ya que son prendas descontinuadas, sino también contribuyen al medio ambiente reutilizando y resignificando.

Doceñada 12-na son uno de los maestros de la reutilización de telas. La imagen es su última colección Kusiclos con la que ganaron Raíz Diseño 2011

Importar telas a pequeña escala

Internet nos ha facilitado la vida en todo sentido, incluso cuando queremos conseguir una tela diferente. Si se es amante de los estampados, una buena opción es importar a pequeña escala telas, de esa manera se consigue un producto que será complicado de conseguir y que terminará convirtiéndose en exclusivo, sólo por el hecho de gozar de una tela no masiva.

Moira Ruiz-Tagle ha optado hacer sus monstruitos con telas importadas a pequeña escala

¿Qué otra opción se te ocurre? ¿Te ha pasado que la tela de tu ropa, se ha convertido en comodín de muchas marcas de autor? ¿Qué te pasó cuando lo descubriste?

14 comentarios:

  1. Yo las descubrí este año en quilpue, las encontré muy lindas y novedosas, así que compre muchos metros de diferentes estampados para hacer accesorios, bolsos y un par de faldas, hasta que cache que habían personas que las utilizaban Para hacer chaquetas. La verdad encuentro que la lonas ikea no se ven bien en ropa, son muy rígidas, y de textura áspera, aunque los estampados son hermosos. Yo las ocupo para mis trabajos, y use la falda una sola vez, me sentí incomoda con la tela. Y para que estamos con cosas Ikea es una tienda de decoración y el fin de esas telas es eso mismo.

    ResponderEliminar
  2. como me cae bien este blog q me saca las palabras de la mente... igual compraré ikeas siempre pq son bellas... pero para mi no mas...en unos 20 años mas serán un tesoro...jajja

    ResponderEliminar
  3. Me paso lo mismo con las telas, las conozco hace un tiempo, por esa revista de decoración donde salió el dato, pensé que sería "la papa" pero después empecé a ver las telas por todos lados, y ahora yo creo que están de moda, asique ya no son nada originales. una lástima porque los estampados son lindos pero no hay mucha variedad

    ResponderEliminar
  4. haha sii horror...
    yo estuve a punto hace mucho tiempo... la tentación era grande ya que son de menor costo y el ancho de la tela es bastante por lo que era una muy buena opción... gracias a mi instinto que me dijo mnmn estará repleto en un pard e meses mas, no lo compre!!! suerte!!! ya que he visto vestidos, abrigos, lamparas manteles, muebles billeteras ouugg horrible y vario diseñadores bien destacados los han usado tb ...mal una lata

    ResponderEliminar
  5. las telas ikea son hermosas!!!...pero es mejor que vuelvan a ser utilizadas para su propósito, decorar y tapizar... se ven mejor dentro de los hogares pues alegran nuestro entorno personal...ya que si las vistes puede ser inevitable vivir el chascarro de encontrar a otra persona usando el mismo estampado y eso si es para querer llorar ;)

    ResponderEliminar
  6. IDEM, lo fome es que nunca me han gustado las telas estampadas y con ellas me anime, las tengo desde hace ene tiempo, el problema es que tengo muchos metros y una pieza completa guardada, muchas lukas invertidas, nada que hacer solo usarlas, que se acaben rápido y nunca más!

    ResponderEliminar
  7. Lo peor de todo es que le traten de pasar gato por liebre al comprador. Porque esas telas son baratas y en la tienda más conocida del cerro Concepción, está utilizada en prendas de su última colección con un precio irrisorio... si el metro vale $2.990!

    ResponderEliminar
  8. Que buen tema Sofía. Te cuento mi experiencia. Hace un año descubrí a unos chicos que hacen lámparas con telas. Me mande a hacer una con diseños preciosos que para ese entonces traían de Argentina. Ni idea de la marca pero eran increíbles y hasta pude elegir mi mejor opción para mi estilosa lámpara de velador. Grande fue mi sorpresa cuando fui al Manzano de Patronato para la temporada de invierno. Mi lámpara estaba en todos lados y en cada tienda, convertida en falda, abrigo, vestido, bolso y un cuanto hay. Me dio risa pero también me pregunté que estaba pasando con el diseño independiente, si tal vez para quienes preferimos comprar exclusividad en vez del mall, se nos estaban acabado las buenas opciones. Por suerte aun quedan diseñadores vanguardistas que se preocupan de estos detalles. Pero es un problema que puede ocurrir con otra tela de "moda", no será la primera ni la última vez y al cual hay que ponerle ojo. Saludos
    Ermy

    ResponderEliminar
  9. Con una amiga fuimos a Bandera y encontramos Ikea, salvo que las usamos de manteles, cortinas y fundas de plumón...ahora nos reímos mucho cuando vemos a la gente vestida con la tela del mantel y del plumón y de la cortina...lo que confirma que para tapicería son muy buenas y de ropa, fatal...

    ResponderEliminar
  10. Todo depende del modo en que la uses, cualquier buen dato o "descubrimiento" como las telas IKEA se ve "prostituido" si utilizas a gran escala.
    Las telas no harán nada por si solas, el valor agregado lo pone uno.

    ResponderEliminar
  11. Las telas Ikea son espectaculares, buena calidad, diseños preciosos y baratas!. Una buena alternativa para darle color a nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  12. No se de que se espantan todos. Van a cualquier casa comercial y consumen a diario y por anos las mismas cosas trilladas que las demas personas. Si veo una falda que me he confeccionado con tela ikea no me atormento porque se que solo encontrare unas cuantas, sın embargo la uniformidad a la que nos obliga el monopolio comercial de las grandes tiendas nadie lo nota!!! me sorprende...Las telas ıkea son super baratas sobretodo hay que saber usarlas y saber buscar el mejor precio. Las encontre en AV. INDEPENDENCIA 234 SANTIAGO, a solo 1500 arrugadas y 2000 en rollo..sı eso es caro ni hablar...regatean demasiado. A abrır la ımaginacion y atreverse que todos al fın y al cabo terminamos usando lo mismo que todos. ESO NO ES NOVEDAD!. =)

    ResponderEliminar
  13. Fácil, nunca uso estampados, punto.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.