QT DESTACADO

Sr. Gonzalez estará en 3º edición de Mercedes-Benz Fashion Week Chile

Pantalón negro: cinco días cinco combinaciones

El pantalón negro es una prenda básica por excelencia y el comodín preferido de las profesionales chilenas. ¿Una reunión de negocios, un evento, un día laboral? El pantalón negro se yergue como la alternativa cómoda y elegante por unanimidad. Dada su supremacía decidí realizar un experimento y ponerme cinco días seguidos un pantalón negro básico de Zara. ¿Con qué lo combiné y cómo me fue en la experiencia? Hoy se los detallo.

Día 1: Esperanzas e ideas

Mi primer día de pantalón negro estuvo lleno de esperanza e ideas. Estaba entusiasmada con el experimento y tenía fe que llegaría al final de la semana con una sonrisa. Si bien mi tenida para el día 1 no fue muy producida, sentía que tenía el equilibrio perfecto entre la frescura del verano y la formalidad de mi oficina. Sin duda, el pantalón negro era la matriz básica, que le entregaba la formalidad. Lo combiné con una polera de reminiscencias vintage que compré en una Pulga de la moda hace años en Valparaíso, zapatos GretaFlora (Argentina) y una cartera Manao roja también de una línea vintage.


Los zapatos GretaFlora que acompañaron mi tenida del día 1

Día 2: Negro "total look"

El segundo día opté por un "total look" negro, acompañada de una bella blusa con hombreras de Nait, mis sandalias Luz Príncipe (Argentina), un collar negro - rojo de la colombiana Juliana Gutierrez y una cartera que me compró Ale cuando fuimos al Mercado de la Seda de Beijing.

Los zapatos Luz Príncipe de la colección Arty Shoes del verano 2011 fueron mis elegidos


Día 3: Otra vez con el negro

El miércoles nuevamente opté por el negro como base general. Con una polera negra de Zara y nuevamente zapatos  Luz Príncipe , pero de su última colección Pop. Para darle más vida a mi atuendo, sumé una chaqueta Ropa del Alma -que no usé mucho rato dado el calor del día- y un collar Laboratorio Textil. Este día de intenso calor aproveché de lavarlo.

Luz Príncipe con su verano 2012 Pop

Día 4: Intensidad del color

El jueves ya estaba medio aburrida con el pantalón negro. Justo me tocaron días de calor intenso -y eso que vivo en Viña del Mar- y el comodín me estaba desesperando. Me di cuenta que requiero de varias tenidas no sólo para que en la oficina me vean con ropa distinta, sino también como una necesidad vital de renovar energías. Sin embargo, no aborté misión y continué. El día amaneció soleado, pero se fue nublando, justo cuando elegí una polera pabilo básica de Zara y una chaqueta tipo bolero amarilla de Oops! (marca extinta lamentablemente). Nuevamente repetí los zapatos de la colección Pop de  Luz Príncipe  y otro collar Laboratorio Textil.


Día 5: El tedio se apodera de mi

Confieso que casi abandono el experimento. El quinto día no fui a la oficina porque Leti quería que la acompañara a clases de natación y me pedí el día. Sin embargo, perseveré y traté de darle más informalidad a mi tenida con una polera Threadless, una sandalias moradas que compré en Cartagena de Indias y una chaqueta de jeans Levi's.


A esa altura me sentía tan zombie como la polera Threadless

A esa altura el pantalón negro era mi principal enemigo. No lo quería ver ni en pintura. Me deprimía... Pero el día terminó y sobreviví a mi propio experimento.

Enseñanzas del pantalón negro

De esta experiencia rescato los siguientes aprendizajes:

- El pantalón negro combina con todo. Depende de uno si le quiere dar un tono más informal o formal. Sin embargo, si no tienen buen calce puede arruinar cualquier combinación y hacernos lucir pésimo. Mi pantalón era elasticado y aunque en la foto no se aprecie bien, me veía "esbelta" (sorry no soy muy buena modelo!)

- Los complementos pueden iluminar una tenida, por muy oscura que ella sea. El negro es el telón de fondo perfecto para que luzcan. La moda de autor nos provee de muy interesantes complementos, que combinados con ropa masiva pueden generar una combinación inteligente. Sin duda, en mis combinaciones los zapatos y collares se roban la película.

- No sirvo para usar la misma ropa todos los días, aunque sea una sola prenda. Me deprime y si bien al principio me entusiasmó, al final me generó estrés pensar que obligatoriamente tendría que buscar alternativas para transformarlo. Hay que tener en consideración, que no uso uniforme, sino este experimento fue una opción voluntaria de seudo uniformización. Quedó comprobado que para mi la ropa no es sólo "cobertura del cuerpo", sino una parte de mi identidad y personalidad. Ergo, no funciono en la monotonía exclavizante.

¿Te atreverías con un experimento igual? ¿con qué lo combinarías?

Pd: las fotos del día 4 y 5 las sacó Leti, comprenderán que es la perspectiva desde un poco más de 1 metro de estatura... no se le pueden pedir "peras al Olmo".

4 comentarios:

  1. Eso es lo que me irrita, el concepto de uniforme, pero si lo piensas bien en un escenario en que tu lavadora murio, se corto el agua, no tienes tiempo de lavar y ademas es el fin del mundo, creo que en la mochila de supervivencia pondria unos pantalones negros!!
    Buen experimento y cariños

    ResponderEliminar
  2. jajajaj sí Cecilia. Aunque al final odié usarlo 5 días seguidos, si lo tendría -como tú- en mi mochila de sobrevivencia. A pesar del experimento no dejo de pensar que es un básico que toda mujer debería tener en su clóset.

    Bss

    ResponderEliminar
  3. Hola Os dejo un post sobre mas tendencias de moda para el 2012 http://seamosbellasybellos.blogspot.com/2012/01/tendencias-de-moda-para-2012.html

    ResponderEliminar
  4. Que buen experimiento, lograste que se viera distinto sin duda, aunque te apoyo pucha que es fome usar lo mismo todos los días, realmente yo detesto la idea de los uniformes, me sumo a lo que sientes respecto del vestir.

    Saludos Sofi :)

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.