QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Yo lo probé: rubor Anna Sui

Aunque no tiene mucho sentido hacer un “Yo lo probé” de un producto que no venden en Latinoamérica, reconozco que no pude resistirme. Compré este rubor de la marca homónima de la diseñadora Anna Sui en el aeropuerto de Hong Kong y no sólo alucioné con sus colores, sino también con su packaging. Hoy les cuento mi experiencia con ella y las introduzca al mundo de Anna.


Introducción al mundo de Ann Sui makeup

Hay productos que se pueden evaluar positivamente sólo por sus criterios técnicos (textura, color, aplicación, etc). Mientras hay otros, que además de esas características poseen factores estéticos como belleza, estilo y narrativa propia, que le agregan valor. Los cosméticos de Ann Sui tienen algo de eso. Parece que fueran hechos para niñas por sus osados colores y delicada presentación, sin embargo son para mujeres como tú o yo.

Pero ¿quién en Anna Sui? Ann Sui es una diseñadora estadounidense, hija de inmigrantes chinos, que estudió en Parson's School of Design en Nueva York y creó su marca homónima en 1981, mientras trabajaba paralelamente para una compañía llamada Glenora. Pero no fue hasta los 90 que su negocio comenzó a despegar: realizó su primera pasarela, abrió tiendas en New York y Japón; desarrolló 12 licencias de productos, entre ellas las de cosméticos, y creó un perfume con el apoyo de P&G, lo que transformó su nombre en una marca global.

El sitio web de Anna Sui dice mucho de su identidad de marca. Abajo la diseñadora

Yo llegué a ella por sus cosméticos, mientras revisaba el duty free de Hong Kong y me tenté con un rubor de colores rosados y naranja, que estaba organizada como un ramo de flores, en una bella caja negra con espejo. Cuando llegué a Chile la probé y pude notar que a pesar de la intensidad de los colores, al aplicarla sus tonos son suaves y naturales con un acabado levemente brillante. En mi piel, que es muy blanca, se ve muy bien, ilumina mi rostro, sin marcar demasiado los pómulos.


Uno puede usar un sólo color o mezclarlos y crear un tono propio. En su sitio descubrí que de este producto existen dos colores más: uno de celestes y morados, y otro de sólo rosas. En cuanto al valor me costó app $275 HKD, que equivale a US$35, más o menos, $16.700. Lo sé no es barato, pero vale la pena, porque es un producto de colección.

Yo lo probé y me encantaría que tu también lo hagas...

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.