QT DESTACADO

Sr. Gonzalez estará en 3º edición de Mercedes-Benz Fashion Week Chile

El valor del "made in" en la moda de autor

Crear un producto "made in" no sólo significa identificarlo con un lugar físico, sino también con una serie de atributos que le confieren valor agregado y hablan de conceptos con los que el consumidor se quiere identificar. Pero ¿qué se requiere para que el "made in" en la moda de autor sea un dato más que referencial? Hoy lo analizamos.

Dime tu "made in" y te diré quién eres

Según un estudio realizado por Boston Consulting Group (BCG) y reseñado por Modaes, los consumidores estadounidenses están dispuestos a pagar más por productos producidos en Estados Unidos. El 65% de los consumidores franceses y alemanes también preferirían gastar más dinero en un producto elaborado en su propio país.

Ello porque entienden que esa fabricación tiene un valor simbólico y económico diferente. Si bien en el estudio no indagan en este aspecto, si queda claro que la configuración del "made in" supone una decisión política público - privada en la que se acuerda entregarle a la industria, en este caso de la moda local, valores que la diferencian del consumo masivo tradicional y que son transmitidos al consumidor, quien acepta este nuevo trato.

La relocalización de la moda facilita la consagración del "made in" local

Este tipo de plan de acción generalmente está asociado a estrategias de marca país (de largo plazo) para la venta y promoción de productos en el extranjero, sin embargo también son aplicables al consumo interno, en la medida que se potencie la industria y se cree una conciencia colectiva de "que lo local es bueno". Lo importante en este punto es que "lo bueno" debe estar sustentado en patrones reales de calidad, diseño y durabilidad, ya que si se vende un slogan sin cimientos firmes, se provoca el efecto contrario: rechazo, incredibilidad y decepción.


Para la moda de autor latina este panorama no sólo supone una oportunidad de mercado para potenciar sus marcas y propuestas, sino también se constituye en un desafío permanente que la obliga a no relajarse en la "zona de comfort" y a aspirar a ser mejorar día a día, en post de estándares que den cuenta que el "made in" no es un puro bluf, sino va de la mano con valores que convierten a quienes lo llevan en productos únicos, con identidad, calidad y estilo. Así lo han hecho algunos sistema moda virtuosos como el italiano y francés. Así lo ha tratado de potenciar también EE.UU.

Chile ha tratado de proyectar una imagen internacional que le entregue un "paraguas" de identificación a sus productos, pero en el caso de la moda todavía ese concepto no ha permeado

Sin duda, Latinoamérica está en deuda consigo misma en esta área, ya que ha reemplazado -en un proceso de seudo canibalismo- el made in local por el importado, olvidándose que esa producción también habla de la identidad que desea proyectar el país (entiendo que lo externo es complementario). Argentina es uno de los pocos, que más se ha preocupado de este aspecto a través del Plan de posicionamiento internacional de su industria de la moda, pero todavía queda mucha tela por cortar.

¿Con qué "valores o atributos" te gustaría que se identificara el "made in" de tu país?

(Foto principal: Banco Mundial)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.