Crear relatos de moda: desafío para el 2013

Supongo que debe ser un defecto profesional, pero no concibo la vida sin historias. Por eso me encantan las artes y la literatura, porque veo en ellas una oportunidad para transportarme a otros mundos, reales o imaginarios, donde los límites se relativizan. En la moda de autor aspiro a lo mismo, a ser encantada por historias escritas en telas, que me permitan soñar y empatizar con ellas. El 2013 será un buen momento para crearlas.

Hilar historias de moda

En estos casi seis años dedicada a la observación de la moda de autor latina he notado que una parte fundamental de su reconocimiento a nivel local e internacional radica en cómo ella se presenta. Es decir, en qué relato le cuenta a quienes se acercan a ella. Ello acompañado de buena calidad de telas y terminaciones más un diseño interesante, pueden elevarla al éxito.

¿Por qué? porque un consumidor no acostumbrado a vestir prendas con identidad, necesita ser seducido no sólo a través de los ojos, sino también desde la cabeza y el corazón. Debe entender racionalmente de dónde proviene lo que está usando, en qué lugar fue creado y cómo fue el proceso que desencadenó ese bello resultado. Ese relato, que para algunos puede ser banal o una pérdida de tiempo, puede transformarse en un elemento diferenciador y un factor de decisión de compra.

¿Qué historias nos está contando la moda de autor latina?
Foto: Local Studies NSW 

No sé ustedes, pero yo muchas veces me he terminado de "enamorar" de ciertas prendas de moda cuando conozco su historia. Pueden tener un diseño atractivo, pero el "flechazo" final se produce cuando comprendo el esfuerzo que hubo detrás, el cuidado de la elección de los materiales, la mano de obra que utilizó, el lugar desde donde fue concebida (para mi no es lo mismo ser creada en la ciudad, que en la Patagonia). Es en ese momento que no sólo entiendo su valor simbólico, sino también el de mercado.

Allí se produce el acto racional de aceptar su precio y convertirme en una "evangelizadora" de su narración. Porque una vez que la convierto en un integrante de mi clóset, generó un pacto implícito con la marca que me la vendió. Este supone que cada vez que la vista y alguien me pregunte por ella, le contaré su relato y divulgaré no sólo el nombre de su diseñador o marca, sino también su historia. Esta simple acción de boca en boca es la que ayuda a tejer cimientos y que permite que se construya industria.


En su última colección Ropa de Género nos quiso contar una historia de abejas y danza

El 2013, el año de la serpiente, es un momento ideal para seducir y encantar. Para ello no sólo se necesitan telas, tijeras e hilos, sino también una gran dosis de palabras que le entreguen magia a la moda de autor y la desmarquen de lo masivo. La clave es saber contar ese relato... ¿Estás dispuest@ a escucharlo?



0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.