Trébol sastrería: moda que apuesta por el patrimonio textil de Chile

En 2009, la diseñadora María Fernanda Arroyo Bravo se obsesionó con la idea de replicar las hechuras propuestas por las revistas de moda de los 60s y 70s, que heredó de su mamá. Ese punto de partido sumado a su interés por rescatar el patrimonio textil de Chile, desde la mirada del comercio justo, le motivaron a crear Trébol sastrería. Hoy María Fernanda nos cuenta sobre esta interesante apuesta.

La propuesta de Trébol sastrería


"En pocas palabras nuestra fórmula actual es: hechuras clásicas, telas nobles (la mayoría de origen nacional) y confección de calidad (hecha en Chile)".


La influencia de la materialidad en su desarrollo de colecciones 


"La materialidad es fundamental ya que hemos optado por utilizar mayoritariamente telas de industrias textiles nacionales algunas ya caídas, otras en pie: Textil Sumar, Linos La Unión, Hirmas, Bellavista Tomé, Crossvile, Strobel. Esta opción ha transmitido valor en calidad y tradición a nuestras prendas determinando también un look bastante sobrio e impecable".


La apuesta por el comercio justo de Trébol sastrería


"Cuando hablamos de un modelo de comercio más justo y consciente, nos referimos al énfasis que ponemos en transmitir a nuestros clientes tanto el valor de las telas producidas por industrias textiles nacionales de renombre, como del oficio de la costura en sí.


En ese sentido aspiramos a rescatar nuestro patrimonio textil, culturizando a nuestro público. Si bien a muchos nos gusta comprar, por ejemplo, en el Líder una linda camiseta blanca a $990, creemos que es importante que la gente tome conciencia que tras eso hay un modelo de producción que es insostenible, ya que degrada el trabajo de las personas involucradas en él. No es un secreto que buena parte del mundo textil se presta para la explotación y esclavitud moderna, es por eso que hemos optado por producir en Chile y por pagar un precio justo por ello, aunque eso signifique no poder competir con los precios del retail".


Lo que faltaría para reconstruir la industria textil nacional según Trébol sastrería


"Hace dos años fuimos invitados a participar de una reunión en el sur que tenía por objetivo reactivar la producción de lino en la zona. Participaban -entre otros- funcionarios municipales, agentes Corfo y quienes tienen la propiedad de la marca Linos La Union (que es lo único que se pudo rescatar de esta industria ante su quiebra). En este contexto se discutían paradojas tales como que, desde un criterio totalmente mercantil, lo más eficiente era importar la fibra del lino, siendo que las condiciones climáticas de la zona son las que permiten la calidad excepcional que le dio el sello de calidad a esta industria. Es por esto que según nuestra experiencia lo que más falta es cultura y voluntad, luego tecnología e innovación.


Fue en esa misma ocasión que pudimos dimensionar la contribución que el diseño de autor puede hacer a este proceso, ya que si bien no demandamos los niveles de compra capaces de mantener a flote una industria textil, considero que si somos capaces de poner en valor el patrimonio textil nacional tanto dentro como fuera de Chile".

Imaginando el futuro de Trébol sastrería


"Visualizamos el futuro de Trébol sastrería lleno de inspiración y abundancia. La constante búsqueda de nuestro centro nos está llevando a descubrir en nuestra declaración de principios un interés en que la ropa sea de algún modo medicina para quien la usa, ya sea por la calidad y composición de sus materias primas, el respeto y valor dado a sus orígenes, el colorido determinado, la aplicación de elementos terapéuticos y más.

Con esta propuesta esperamos expandir nuestros canales de venta a regiones y llegar a exportar nuestras creaciones".

(Fotos gentileza de Trébol sastrería)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.