QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Hibridismo en la moda: cuando la mezcla hace la diferencia

Las lecturas menos pensadas pueden gatillar reflexiones que aunque suenan repetitivas –para mí misma, pero no estoy segura si para el resto- son necesarias llevar a la luz cada cierto tiempo. Eso me pasó cuando leía sobre el hibridismo cultural chino y su capacidad de transformar, a su manera, las influencias externas. Ese texto me llevó a pensar sobre cómo en la moda de autor latina estamos incorporando lo foráneo a través de nuestros propios códigos y cuán importante es crear relatos que tengan sentidos universales, pero que puedan leerse y entenderse con idioma local.

Leyendo en idioma local los relatos globales


Cualquiera puede grabar un cover de una canción conocida, pero muy pocos pueden lograr que la versión nueva “destrone” a la original. Por lo mismo, no siempre resulta un buen negocio mirar lo que hicieron otros y darle “una pequeña vuelta”, si esa resignificación no produce nada en quien lo ve. Muchas veces me pasa eso cuando miro la moda de autor. Observo bellas terminaciones, interesante concepto, pero no logro percibir su “alma”. Me ocurre una especie de “efecto sol de invierno”, donde percibo la luz del astro, me alegro, pero mi cuerpo sigue helado.

En este último tiempo, me he repetido que esa sensación se debe a que existen muchas propuestas de autor que quieren conseguir una rápida aprobación comercial y que apuestan por “lo conocido” están ignorando que pertenecen a un territorio, a una cultura con un lenguaje particular.

La primera colección de la marca Roberta es un buen ejemplo de crear mirando lo local pero con siluetas universales

De hecho, me cuestiono si logran ver lo mismo que veo yo caminando por la calle, ese sinnúmero de inspiraciones que son sólo de acá –los viajes ayudan a aguzar el ojo- y que resultan curiosas y atractivas para “los otros”. Son expresiones, olores, colores, formas, arquitectura, etc, que podrían ser incluidas en un proceso creativo sin descuidar una forma “internacional”, pero con un “fondo” 100% local.

No se trata de crear desde lo literal, sino comenzar a desarrollar colecciones que tengan como hilo conductor un relato que hable de "un aquí" desde un marco global. En ese sentido las tendencias o las influencias de la historia de la moda pueden ser parte de ese entorno para desmarcarse de lo artesanal y transformar la propuesta en piezas de diseño.

Puro Corazón, marca de la colombiana Carolina Restrepo afincada en Lima que toma elementos de la artesanía local para crear complementos modernos de vocación global

Estoy convencida que sin esa reflexión no sólo se pasará desapercibido en el lugar de residencia, sino también se transformarán en uno de miles que están en la fila de los que buscan triunfar fuera con propuestas que "pertenecen al reino de cualquiera parte".

(Foto principal: 2S Clothing, marca que apuesta por hacer poleras que mezclan lo local con lo universal)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.