QT DESTACADO

Sr. Gonzalez estará en 3º edición de Mercedes-Benz Fashion Week Chile

El fin de la moda low cost: reflexiones en el Fashion Revolution Day

Así como lo oyen. Sincronicen sus relojes porque ya comenzó la cuenta regresiva. No será pasado mañana, ni mañana, pero ocurrirá pronto. Tan pronto como comencemos a preguntarnos quién hace nuestra ropa y nos convirtamos en consumidores responsables y conscientes. En el Fashion Revolution Day analizo esa tendencia que dominará nuestro consumo futuro. Anote: el final de la moda low cost está cerca. Hoy te explico por qué.

Razones socio - económicas para el fin del low cost


La ecuación es simple: a medida que la calidad de vida aumenta en un país, los ciudadanos no sólo tienen acceso a más consumo sino también a más información y conocimiento. Ello les permite tener conciencia de su situación respecto a los otros (locales o foráneos) y les da pie a demandar mejores condiciones laborales. Eso ha ocurrido en China (la huelga de la fábrica de zapatillas es el ejemplo más reciente) e irá sucediendo en el resto de los países de Asia sur-oriental y el Sudeste asiático (Cambodia ya lo ha hecho), donde se ha estado moviendo la producción.

Porque deslocalizar ha sido la estrategia de las grandes empresas globalizadas para ser más competitivas. Sin embargo, mientras la ecuación se repita y aumenten las libertades individuales (recuerden que la mayoría de esos países poseen regímenes de tintes autoritarios donde el ejercicio democrático es parcial), los costos subirán y se traspasarán al consumidor final. Es decir, la ropa de marcas masivas que triunfaba principalmente por sus bajos precios tendrán que buscar nuevas variables y atributos para seducir al consumidor.

Es la invitación que nos hace Fashion Revolution

Razones sociológicas para el fin del consumidor


Hace rato que venimos escuchando que el consumidor, gracias a las redes sociales, se ha empoderado. No obstante, su verdadero poder no radica sólo en conseguir la mejor relación precio - calidad o en exigir mejor servicio al cliente, sino en su capacidad de elegir de forma consciente y comprometida con su entorno. Es allí cuando su poder adquiere dimensiones interesantes. Porque en ese momento su demanda deja de ser individual y se convierte en comunitaria. Ahora su bandera de lucha se alza por el bienestar de otros seres humanos que no son tratados como tales, y por el medio ambiente, que es visto como un mero vehículo de enriquecimiento.

Si estás por la zona te recomiendo darte una vuelta y ser testigo de cómo la #moda de autor chilena se compromete con esta causa

Cuando el consumidor sabe quién y cómo se hace su ropa, #insideout, entiende la cadena de valor y el relato que ella encierra, transforma su compra en un acto responsable, de tintes políticos y activistas, capaz de postergar su ahorro monetario es pos de una mejor calidad de vida para otros.

En ese momento la ecuación del inicio deja de ser responsabilidad sólo de los Estados productores o de las empresas deslocalizadas, y le confiere al consumidor un rol fundamental.

¿Estamos preparados para asumir ese rol? El Fashion Revolution Day nos recuerda lo que podría volver a pasar, si no nos hacemos cargo de ello.

1 comentario:

  1. te invito anuestro blogs que tenemos junto a mi gran amiga!! http://cotidaneidades.blogspot.com/2014/04/no-es-casualidad-es-un-trabajo-diario.html

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.