QT DESTACADO

Sr. Gonzalez estará en 3º edición de Mercedes-Benz Fashion Week Chile

La Espina: indumentaria de raíz boliviana y mirada global

A pesar de que somos vecinos, nuestro conocimiento sobre Bolivia se remite a un puñado de lugares comunes y estereotipos. Sin embargo, la moda puede ser un buen embajador cultural para derribar los mitos y profundizar nuestra relación. Así me lo demostró Vania Rodríguez Saavedra, directora creativa de la marca de indumentaria de autor boliviana, La Espina. A través de ella no sólo quiere demostrar que su país se destaca por ser un centro de producción de calidad para marcas internacionales, sino también por su opción por el desarrollo de moda con identidad local. Te invito a conocerla.


Los motivos para crear La Espina


"La Espina nació desde una combinación entre mi deseo de representar la cultura de mi país con un punto de vista más fresco, y la necesidad que hay en Bolivia de tener nuevas empresas de moda que se manejen como tal, como empresas. Que representen no sólo el talento y creatividad de sus diseñadores, sino también el cuidado por la calidad, tanto del producto como del concepto y estética general de marca".



La propuesta La Espina


"Mi propuesta es una mirada más chic hacia la ropa urbana. Cortes muy limpios, y cuidado máximo en el calce de la prenda son la base de mi diseño. La estética general de cada colección siempre tendrá un guiño hacia mis raíces bolivianas, sin dejar que esto transporte mis prendas hacia un lugar artesanal o ya visto. Mi deseo es que la mujer que use La Espina eleve su estilo y se sienta mejor representada a través de su ropa, pretendo ser el complemento a la mujer que se sabe exitosa, sin importar la edad o profesión que tenga. Por eso ofrezco piezas que son arriesgadas y vanguardistas junto con prendas muy básicas, porque entiendo que a la hora de armar un atuendo es necesario contar con ambos".


Los factores que influyen en el desarrollo de colecciones de La Espina


"Las colecciones las armo desde lo que yo soy: primero y principal soy una orgullosa boliviana, pero en segundo lugar también me siento ciudadana del mundo. Esto para mi quiere decir que cada colección tiene como cimientos alguna apropiación de mi cultura boliviana, ya sea alguna danza folclórica o algún periodo histórico. Pero creo que para desarrollarla completamente es necesario observar lo que ocurre en la escena de la moda internacional, detectar tendencias y traducirlas hacia lo que es tu estética de marca y mercado".


Crear moda con identidad local para La Espina


"Para mi significa que las prendas deben representar a la sociedad actual del lugar en el que diseñes. En mi caso no quiero que mis prendas representen a una boliviana de hace 5 o 10 años, sino que respondan a las nuevas necesidades e intereses de las mujeres que creo que actualmente son básicamente las mismas que en cualquier otro país del mundo. Creo que La Espina logra expresar la identidad boliviana de manera sutil, y esto lo hago intencionalmente por dos razones: la principal es que la identidad boliviana ha sido retratada muchas veces desde un lugar que hoy me resulta muy cliché (típico aguayo, típica alpaca) y creo que ya es hora de algo nuevo. La segunda razón es que quiero que mis prendas no solo puedan funcionar en un mercado local, sino también internacional".


Una mirada a la moda de autor boliviana


"Creo que hay muchas ganas de que el ámbito de la moda hecha en Bolivia crezca, hay bastantes emprendimientos muy interesantes y el público general está empezando a apreciar la producción nacional. Sí veo que es un proceso lento, pero seguro, y depende de nosotros (las marcas bolivianas en general) hacer que este proceso avance más rápido. Resalto mucho las ganas que tienen las nuevas generaciones de educarse en la moda, porque puedo atestiguar después de haber salido de mi país para estudiar, que si bien el talento innato es un factor clave en un diseñador, la importancia de recibir una formación académica profesional es lo que separará los emprendimientos que se estancan de los que siguen creciendo.

Como marca quiero que La Espina otorgue un mensaje claro sobre el nuevo diseño boliviano, que el 'Hecho en Bolivia' ya no sea solamente sinónimo de prendas artesanales hechas de agüayo, ni de lujosos abrigos de lana de alpaca, sino de prendas vanguardistas hechas con buena calidad y mano de obra justa, que resulten interesantes a los ojos de cualquier público".



¿El futuro de La Espina?


"En un futuro cercano veo que nuestros diseños estarán presentes por todo el país, que que los talleres de La Espina crecerán y darán trabajo a muchos más bolivianos. Veo también que reforzaremos cada vez nuestra identidad de marca pudiendo ser fácilmente reconocible para que así, en un futuro muy próximo, podamos llegar a mercados internacionales pisando fuerte y poniendo al diseño Boliviano en el mapa de los más influyentes a nivel mundial. Es una meta ambiciosa, pero creo firmemente que si no nos trazamos metas que exceden nuestro tamaño actual, jamás tendremos la motivación para crecer".


(Fotos gentileza de La Espina)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.