QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Claudio Paredes y Paulo Méndez en el Santiago Fashion Week

La moda de autor nacional se dio cita el 18 de mayo en el Santiago Fashion Week (SFW), en una jornada de contrastes e inconsistencias, que a esta altura casi no nos sorprenden. Pero más allá de este contexto, que nos motiva a desear más foco en la industria y menos en el "entretenimiento", hubo dos etiquetas nacionales que, desde sus estilos, quisieron proponer -con menos o más intensidad- un punto de vista, un concepto, un relato. Me refiero a Claudio Paredes y Paulo Méndez. Te invito a revisar sus pasarelas.

Claudio Paredes: el conejo y el reloj en Alicia en el País de las Maravillas en Destiempo


Este año se cumplen los 150 años de la publicación de Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll y los homenajes en el mundo no se dejan esperar. Si bien, no tengo claro que el diseñador Claudio Paredes haya tenido presente este hecho, queriéndolo o no, realizó su propio tributo a esta fascinante novela, a través de su colección "Destiempo" presentada en la pasarela del SFW.




En ella nos pasea por una propuesta de líneas simples, limpias, y ceñidas, que juegan con ciertos volúmenes, a través de la materialidad y texturas de lanas y gasas. Todo muy en el estilo de lo que habíamos visto en su primera colección en solitario, pero que en esta oportunidad buscaba interpretar un relato, donde los relojes del conejo eran el hilo conductor, y los sombreros de Patricia Correa le entregaban esa fantasía que nos acercaba al mundo de Alicia.





En esta presentación no me quedó dudas que Claudio está creciendo y madurando su concepto de marca, en pos construir, en un corto plazo, un sello de marca. Va bien encaminado, espero que su brújula siempre marque el norte.



Paulo Méndez: 2PM reutilización trash


El destino de la mayoría de las bolsas plásticas es la basura. Sin embargo, el diseñador Paulo Méndez se ha revelado contra este sino. En su pasarela 2PM en el SFW esa rebelión se materializó en un estilismo que coqueteaba con esta idea de lo "trash", "descartable", "sucio". Concepción que también permeaba en algunas prendas, cuyas siluetas se mimetizaban en una mezcla de materiales "tradicionales" y otros de "descarte" como las bolsas plásticas.



De hecho, hasta los personajes de varias de sus piezas -la Hija de Perra, el Anticristo y las hormigas- dan cuenta de estos mundos paralelos / "invisibles" que conviven con una ficticia sensación de normalidad, orden y limpieza. Pero que desde la periferia quieren remover la basura y mostrar la cruda realidad, más allá de las máscaras, estereotipos o cáscaras. Penetrando en la médula a través de sus palabras, acciones e instinto.



Para mí, Paulo no sólo llegó a desordenar a la audiencia, sino también le regaló al evento una brisa fresca de teatralidad y show, muy esperada en este tipo de instancias. Además intentó generar un relato, donde la ironía y la marginalidad, luchaban a destajo con la elegancia geométrica que le ha dado un sello a su marca.



En definitiva fuimos testigos de su propia pelea del "yin y el yang", de esa tensión permanente que se observa en sus últimos trabajos, en donde busca romper los convencionalismos, pero sin traicionar el camino construido.



Espero que el resultado de esta contienda personal termine en empate. Porque la contradicción y la locura se agradecen entre tanto lugar común e inspiración sin tierra, que inunda por momentos la moda de autor.

(Foto principal: Final del desfile de Paulo Méndez / Fotos Claudio Paredes  1, 2, 5, 6, 8 y 9 / Foto Paulo Méndez 13, 14, 16 y 17 por Lontano)

1 comentario:

  1. Gracias por el articulo, un placer verte , me emociono que llevaras el tocado rojo, nos veremos en otro tiempo..parto con los recuerdos en mi corazon,,un abrazo a todo el equipo magnificas fotos,. Bravo...Patricia Correa

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.