QT DESTACADO

Visita la exposición aniversario de QT

Shopping en San Francisco: moda, diseño y creatividad en Valencia Street en Mission District

En un interminable subir y bajar, que por momentos, ignora el mar y lo reemplaza por agradables áreas verdes llegamos a San Francisco, California. Allí nos movemos por el también llamado barrio hipster, Mission District, y nos detenemos en Valencia Street, donde la cultura y arte urbano junto a la moda de autor se dan cita. Te invito a recorrer conmigo estas cuadras llenas de expresiones artísticas y declaraciones de principios.

Un preámbulo antes de llegar a Valencia Street


Varias veces escuché que San Francisco era parecido a Valparaíso. Pero cuando llegué allí, me di cuenta que más allá de ciertas similitudes geográficas son muy diferentes, cada una tiene una esencia muy particular: Valparaíso vive pegado en la nostalgia de un pasado glorioso que no le permite avanzar, mientras San Francisco saltó a un estadio de desarrollo armónico y sustentable, donde el paisaje y su gente conviven sin mayores tensiones.

Con Ale en Mission Dolores Park en Mission District, una de las tantas áreas verdes de San Francisco

En medio de ese contexto llegué a uno de sus barrios más interesantes en términos de compromiso social, cultural y ambiental: Mission District, zona vecina de la diversa y tolerante Castro.

Arriba con Leti en las calles de Mission District - Abajo una florería que captura la esencia del barrio: orgánico y sustentable 


Un mural reivindicatorio de las mujeres en Mission District 

En Mission pueden encontrar diversas calles donde la creatividad, innovación, reutilización, orgánico, sustentable, libertad de expresión e inclusión son las palabras claves. En una de ellas me topé con la tienda de ISSO San Francisco (3608 19th Street), que según su simpática dueña, su logo fue diseñado por un destacado grafitero local. De hecho, la muralla vecina tiene un bellísimo graffitti.



Ahora respecto a su oferta de vestuario, en ella encontrarás ropa vintage resignificada en código moderno, junto a productos de marcas locales. De estos últimos, me llamó mucho la atención la línea de ropa desarrollada con la reutilización de tela de paraguas, cuyos precios rondaban en promedio los US$200 app ($132.000 app).

Valencia Street: moda, arte y diseño con compromiso


Valencia Street puede ser un buen punto de partida para vitrinear o hacer shopping en San Francisco, ya que reúne tiendas de diverso cariz. Muchas de ellas apuestan por la creatividad local o, al menos, por una oferta, muy bien seleccionada de productos importados diferentes y divertidos.

Arte urbano en un callejón de Valencia Street - Abajo me colé en uno de ellos


Mi recorrido por Valencia Street lo inicié a la altura del 1017 en la tienda infantil Aldea Baby, donde encontré desde bellísimo accesorios y juguetes didácticos hasta indumentaria y calzado de marcas locales. Un aspecto interesante es que tiene un espacio de juego, lo que permite que uno pueda hacer shopping con calma y dejar al niñ@ entretenido un momento. Ahí Ale le compró a Pedrito un lindo cascabel de ratón de la marca australiana, O.B. Designs.


Esta foto la tomé del fanpage de Aldea Baby

El calcabel de Pedrito (tierno a morir!) - Foto de Ale

Después nos acercamos a Dema (1038 Valencia St), cuya oferta era textiles, vestuario y accesorios de algunas marcas locales. Lo que más me llamó la atención de ahí fueron las carteras veganas –de hecho Ale me compró una como regalo de cumple atrasado- de Co-lab por Christopher Kon.


Mi cartera es igual a la de la foto, pero en color celeste

Luego continuamos avanzando al 988, donde estaba Afterlife Boutique, en el que podías conseguir ropa vintage y nueva. Además tenían productos de la marca Cheap Monday.


Un aspecto que me llamó mucho la atención de San Francisco es su gran cultura ciclística, independiente de lo irregular de su geografía. Por lo mismo, en Valencia St me encontré con varias tiendas especializadas en los ciclistas urbanos, que le ofrecían desde vestuario y bolsos especiales para hacer más cómodo y productivo sus viajes hasta complementos para sus bicicletas. En esta línea destaco a Chrome Industries, cuyo producto estrella eran sus bolsos mensajeros, particularmente el modelo “arcoíris”.


En plena faena de confección en Chrome Industries

Ahora si quieres hacer un alto de moda, te recomiendo que pases por la librería Dog Eared (900 Valencia St), donde habían libros nuevos y usados, además de muy buenas promociones en ediciones de libro de arte y diseño.



Desde ahí puedes avanzar y llegar a Multikulti, a la altura del 539, donde hay una divertida selección de calcetines, pantys y diversos objetos, que podrían ser el regalo ideal para amig@s y familiares.


Por otro lado, en la vereda del frente, en el 510 verás a Five & Diamonds, una boutique de moda alternativa, con mucha inspiración punkie y sadomasoquista, donde el cuero es el protagonista de sus prendas. Ah! en su sitio podrás notar que están muy comprometido con transparentar sus proceso. Por ello sabrás dónde producen su ropa y quiénes lo hacen (en Bali, Indonesia).


No te agostes, todavía queda un poco para caminar. Otra parada imperdible es Betabrand (780 Valencia St), una marca especializada en moda masculina urbana. Lo interesante de esa tienda es que puedes ver parte de su trabajo creativo. De hecho, tienen una oficina en el segundo piso, en la que puedes observar a la gente trabajando. Ahora respecto a su ropa tienen una línea más clásica de denim, junto a poleras / camisetas ilustradas y otra muy divertida de eterno dorado galáctico, muy al estilo Daft Punk.



Un recordatorio de su proceso creativo

Para finalizar, te recomiendo que pases por Fine Arts Optical (888 Valencia St), en la que su dependiente me comentó que ellos son los que diseñan los anteojos. Yo me probé unos marcos ópticos de colores que me encantaron, pero costaban alrededor de $US350 ($231.000 app), lo que resultaba prohibitivo, sobre todo en ese minuto del viaje. Ah! además habían sombreros muy entretenidos y onderos.


La foto de los anteojos la tomé del Fanpage de la marca

Algunos datos para los foodies


En Valencia Street encuentras una gran oferta de cafés y restorantes de diversas especialidades. En nuestro caso elegimos almorzar en uno marroquí, Ali Baba's Cave (799 Valencia St), que estaba en toda una esquina y que resultó sabroso y a un precio muy conveniente (una ensalada de falafel costaba alrededor de US$11 - US$7.200 app). Por otra parte, al día siguiente cenamos en uno italiano, Valencia Pizza & Pasta (801 Valencia St), en la esquina del frente, también muy rico y a buen precio.

Mi rica ensalada de falafel. La vuelo a mirar y me da hambre

Para los fanáticos de los chocolates, en Valencia (740) está la tienda Dandelion Chocolate, un paraíso para los amantes del cacao. Allí podrás degustar chocolates de diversas partes del mundo, tomarte un chocolate caliente o llevarte alguno de sus maravillosos productos desarrollados con este ingrediente.


¿Qué te pareció este sector de San Francisco? ¿te lo imaginabas así? ¿a qué tienda irías?

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.