QT DESTACADO

La moda de autor y Balenciaga Shaping Fashion

Elle e-waste jewelry: joyas desde los desechos electrónicos

Chile lidera la producción de desechos electrónicos por habitante en Latinoamérica. Esta realidad de impacto global, no sólo nos habla de un grave problema medio ambiental, sino también de la velocidad abrumadora del cambio tecnológico. La arquitecto chilena residente en Shanghai, Marcela Godoy (también conocida por los divertidos bolsos AmelieChucky), fue testigo de ello cuando se fue a hacer un Master en Telecomunicaciones Interactivas a la Universidad de Nueva York. Allí notó que solo una mínima parte de esta basura estaba siendo reciclada, lo que se transformó en una oportunidad para desarrollar una propuesta de joyería con sentido social, que reutiliza estos productos y la que llamó Elle e-waste jewelry. Hoy nos contará más detalles sobre esta apuesta sustentable.

La propuesta de Elle e-waste jewelry


"Siempre me ha gustado crear a partir de dos conceptos que por lo general se contraponen, en este caso, las joyas y la basura, la tecnología y lo handmade. Elle es un proyecto que nace a partir del lema 'your scrap is my project', porque la 'basura' de unos puede ser un objeto único y valioso para otros. Nada más literal que transformar los desechos en una joya, la que históricamente ha sido asociada con objetos de valor, pero que en nuestros tiempos, más que de un importe monetario, se trata de un valor más bien dado por lo único e innovador de la propuesta.


Considero esta propuesta como moda sustentable. Los objetos electrónicos están siendo realmente un problema en el planeta y no existe demasiada cultura con respecto a su reciclaje. De hecho, hace unos años, en Estados Unidos se descubrió que algunas empresas de reciclaje eran un montaje para evitar pagar impuestos y que los desechos estaban siendo enviados a vertederos en China e India. Con mi propuesta, las personas interesadas en sustentabilidad pueden ver que no es necesario depender solamente de estas empresas para ser responsables con el medio ambiente, ni tampoco utilizar sofisticados materiales biodegradables a la hora de crear moda sustentable. La reutilización de materiales difíciles de reciclar es también una opción que a veces se encuentra mucho más a la mano".


La influencia de la materialidad en el proceso creativo de Elle e-waste jewelry


"La materialidad informa el diseño en mis piezas. La manera de trabajar el material busca ser fluida, manteniendo las propiedades originales de sus componentes, empleándolos de la misma manera en que fueron pensados, pero con diferente propósito, resaltando en estas composiciones la belleza y potencial de su funcionalidad.


Tanto en la primera colección como en la segunda, los cables son claves. Descubrí que con ellos podía replicar técnicas de tejido artesanal o nudos con técnicas llamadas macramé o paracord. Otro componente importante son los plugs RCA de audio/video y USB, los cuales son utilizados como broches en cada collar, reinterpretando su uso y aprovechando sus versiones hembra y macho que conectan firme y fácilmente. Con la reutilización de estos objetos electrónicos, mi objetivo es crear un objeto ornamental que, como accesorio, sea una forma de expresión corporal del problema actual de la basura tecnológica".



El mayor desafío que enfrenta una marca como Elle e-waste jewelry hoy


"El mayor desafío es no ver esto sólo como un negocio, porque tienes que competir con otro tipo de joyas que están hechas con un material nuevo y no reutilizado. Pienso que como este proyecto busca un bien para el medio ambiente. Estoy convencida de que también debe ser compartido, al estilo Open Source que se ha hecho popular desde hace un tiempo a través de internet. Es por eso que uno de mis collares tiene un tutorial online para que la gente que se anime haga uno con su propia basura electrónica. Además, los collares que hice en el centro de reciclaje -de Lower East Side en Brooklyn donde hizo una residencia- los hice replicando nudos que generalmente se hacen con cuerda, pero que pueden ser también replicados en cables. He nombrado los collares por el tipo de nudos que he utilizado ya que sus tutoriales pueden ser fácilmente encontrados en Internet. Además estoy trabajando en un nuevo tutorial de uno de los collares de la colección 2015".


Imaginando el futuro de Elle e-waste jewelry


"Soy súper mala negociante y como te decía, Elle pretende ser más que un producto comercial. Elle es una propuesta que busca generar reacción y conciencia de que lo que estamos desechando puede ser reutilizado empleando métodos al alcance de nuestras manos.

He exhibido este proyecto en la Maker Faire de Nueva York, en SxSW en Austin, Texas y en Ideas City en Nueva York, entre otras, y la gente se ve muy sorprendida, especialmente por la idea de usar los conectores como broches. Lo que me causa más sorpresa es que los más atraídos por este tipo de joyas son los hombres, creo que es porque ellos son los que reconocen más los materiales cuando los ven, generalmente por el trabajo que hacen, según lo que me comentan. También he escuchado muchas veces de personas al ver los collares: '¡ya sé que haré ahora con todos los cables que me sobran en casa!'. Con eso creo que estoy cumpliendo mi objetivo.


Ahora estoy viviendo en Shanghai y conociendo definitivamente otra cultura con respecto a los desechos y el reciclaje, además aun buscando algún lugar que se asemeje al centro de reciclaje en Brooklyn, para poder seguir haciendo los collares desde acá. En el futuro me gustaría enviar collares a Chile, ya que ahora sólo se venden en la tienda en Brooklyn y en DesignBoom online. Además pretendo seguir experimentando e invitando a la gente a crear utilizando como materia prima desechos del diario vivir".


(Fotos gentileza de Elle e-waste jewelry)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.