QT DESTACADO

La moda de autor y Balenciaga Shaping Fashion

Yo lo probé: limpiar las brochas y pinceles de maquillaje con lavalozas Excell

Antes que la marca de limpieza Excell me lo propusiera, jamás se me habría ocurrido limpiar las brochas y pinceles de maquillaje con lavalozas. Suena raro, lo sé, pero me expusieron argumentos tan científicamente atractivos, que acepté la propuesta y lo probé. ¿Qué pasó? Hoy te cuento.


Limpiar las brochas y pinceles de maquillaje con lavalozas Excell


Supongo que al igual que yo, han escuchado en varias oportunidades, lo importante que es limpiar las brochas y pinceles de maquillaje después de cada uso, para mantenerlas en buenas condiciones y cuidar el maquillaje. Además esta rutina evita que bacterias y hongos se alojen en nuestra piel, causándonos rush alérgicos, infecciones o brotes de acné, o se traspasen al maquillaje afectando su textura y durabilidad. 
De hecho en Excell me comentaron que las brocas, pinceles y esponjas de uso personal deberían lavarse, por lo menos, una vez cada dos semanas. Mientras que las compartidas, deberían realizar ese proceso, en lo posible, todos los días, para disminuir la posibilidad de contagio de hongos y bacterias propias y ajenas.

¿Cuáles son las que hay que limpiar más? Sin duda las que se usan en productos grasos o que contienen aceites, como correctores, delineadores de ojos y bases de maquillaje, porque su textura está diseñada para mantenerse aferradas a las superficies. 


En Excell me dicen que para eliminarlos es necesario usar agua tibia (no caliente, pues dañará al pelo de las brochas, ni fría, porque no quedarán bien limpias) y algún producto amigable, pero que termine efectivamente con la grasa. Según ellos, en Chile tienen el único lavalozas del mercado con desinfectante, que elimina el 99,9% de las bacterias, previniendo enfermedades infecciosas, además de la formación de hongos y malos olores, por lo tanto son ideales para este propósito.


¿Cómo limpiarlas? Yo seguí al pie de la letras las indicaciones que me dieron. Con agua tibia mojé los pinceles y brochas en dirección del pelo, luego me apliqué una porción pequeña -como media almendra- de lavalozas en la palma de la mano y froté estos implementos con suavidad. A continuación enjuagué muy bien con agua tibia para no dejar rastros ni de lavalozas, ni de maquillaje; y dejé secar horizontalmente sobre una toalla absorbente para sacar el exceso de humedad.

Hay que considerar que algunas brochas o pinceles demoran varias horas en secarse, por lo que lo más práctico es hacerlo en la noche para que estén listas en la mañana.

¿El resultado? Las brochas volvieron a su color original y dejaron de estar "pegoteadas" y/o manchadas como antes, lo que comprobó la efectividad del lavalozas.


Por otra parte, al volver a usarlas no he notado ninguna alteración de su suavidad o alguna reacción en mi piel.

¿Usarían este lavalozas para limpiar sus brochas y pinceles? 

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.