QT DESTACADO

La moda de autor y Balenciaga Shaping Fashion

Marco Jerez: maestro del bordado Haute Couture en Chile

Los cambios producidos en la industria de la moda local producto de la apertura económica del país en los 90 llevaron a que muchos artesanos especializados colgaran sus tijeras y se reconvirtieran en otras áreas. Navegando completamente contra corriente de este panorama encontramos al diseñador teatral y maestro del bordado de alta costura, Marco Jerez, quien desde el Teatro Municipal de Santiago primero y su atelier después, se ha convertido en una pieza fundamental de la cadena de valor de muchas marcas de moda de este segmento. Hoy nos cuenta más detalles de su camino de especialización.


Los motivos de Marco Jerez para especializarse en el bordado de alta costura


"Luego de algunos años bordando, en especial para el Teatro Municipal de Santiago y sobre todo en el área de la ópera, me di cuenta que la alta costura era un mercado mas dinámico, donde podía experimentar con facilidad figuras, formas y materiales, creando una mezcla entre lo clásico y lo contemporáneo. Además me sedujo en extremo la posibilidad de trabajar en un lienzo en blanco, tratando de interpretar lo que los diseñadores y sus clientes querían de una prenda. La interpretación fue una de las cosas que se volvió más entretenidas con el tiempo".


Un análisis de su propuesta: el bordado Lunéville versus "al aire"


"La técnica Luneville es la que menos me gusta. Esta técnica obliga a ser absolutamente rítmico y matemático, si bien es cierto que los resultados son realmente maravillosos, en la teoría se podría hacer un bordado exactamente igual al otro. Luneville es una técnica semi-industrial lo que puede llegar a convertir un trabajo en algo monótono, se especializa en materiales de pedrería y cristalería con escaso uso de hilos y textiles. Además se requiere de una aguja y bastidor especial que a la larga se convierte en una limitante creativa. Lo entretenido de esta técnica es mezclar colores y texturas en piedras.


En cambio, la técnica que más me gusta y por ende la que más uso es 'al aire'. En la que puedo partir desde un dibujo o ir inventando en el momento que voy avanzando, lo que se denomina  a mano alzada. Esto me permite usar textiles sobre textiles, piedras sobre piedras e hilos sobre hilos y todo tipo de material moviéndome en el paño de forma 'visceral', es decir, desde el alma. Por consiguiente el resultado rara vez es simétrico. Navego como un pincel con miles de colores dando  forma a figuras que se van ocurriendo en el momento, solo con la limitante de cubrir zonas pudendas y eso lo vuelve extremadamente entretenido. No hay límite y sobre todo es único, ya que tal vez tendría que estar en el mismo estado de ánimo para hacer algo parecido. Sin duda hay figuras que se repiten y están en mi inconsciente, pero eso es lo que se llama estilo (Art Nouveau, Renacentista, Barroco, Victoriano, etc, y las mezclas entre ellos)".


En Chile y el mundo, los artesanos especializados han ido desapareciendo. ¿Qué crees que se necesita para promover su quehacer y entusiasmar a nuevas generaciones a que opten por este camino?


"Reconozco abiertamente que todas estas labores están desapareciendo y mi primera impresión era que estas técnicas no se estaban enseñando, lo que supuestamente se solucionaría dictando cursos, cátedras o seminarios. Cursos que yo mismo he pensado en hacer, pero con mi reciente acercamiento a los institutos profesionales, universidades, todas las instituciones que imparten diseño, me he dado cuenta que el bordado, tanto así como otras actividades artesanales de elite, son tocados como pinceladas de brocha gorda. Sobre todo en el caso del bordado, muy poco estímulo y orientación hacia la alta costura.


La alta costura pasa a ser un ramo, no una especialización. Las escuelas no se preocupan de descubrir talentos y dirigirlos hacia la alta costura, solo los capacitan. En Chile, en particular, cada vez hay menos diseñadores de alta costura, que es el área donde más se requiere de mi trabajo. En resumen, al no haber especialización e inducción hacia la alta costura en las nuevas generaciones, cuando sean profesionales no habrá conocimiento de bordado, por lo tanto no habrá demanda de él y el rubro muere. Todo apunta al minimalismo y al retail, que para mi gusto se ha vuelto increíblemente aburrido, toda la gente se viste igual. Los que saben entienden que el bordado es un elemento inserto de manera icónica en la alta costura, es decir, siempre se va a usar. Se modificará y transformará de acuerdo a las tendencias pero siempre estará presente. Para decirlo en palabras modernas, creo que le llaman personalización de una prenda".


Las diferencias esenciales al momento de desarrollar bordados en diversos mundos artísticos versus la moda


"Principalmente que en el mundo artístico uno tiene la posibilidad de surfear en la fantasía, avanzar o retroceder en el tiempo. Hacer trabajos increíblemente creativos o muy puristas con estudios históricos y además con la premisa de que en ballet las piezas deben ser altamente resistentes. En el caso de la ópera deben ser extremadamente meticulosos y realistas, ya que usualmente quedan a la exposición en museos. En el caso de la moda uno tiene que crear con el fin de estilizar todo tipo de cuerpo, pensando que va ser utilizado en un evento social, que probablemente no vuelva a ser usado, por lo tanto suelen ser más delicados".



Qué necesita la moda de autor nacional para consolidarse según Marco Jerez


"A mi parecer, por lo que he visto en los diseñadores jóvenes, falta apoyo económico del Estado, principalmente. Es muy difícil conseguir auspiciadores, echar a andar la máquina y tener buena difusión. Siento que los jóvenes no tienen problema de remar juntos hacia el mismo destino, cosa que por suerte hoy sucede más que en las antiguas generaciones. En Chile, falta valoración a la actividad del diseño, en todas sus áreas. De todas formas creo que todos los que elegimos trabajar en diseño de autor, debemos tener claro que el retail va a ser nuestro mayor enemigo, cosa que es común en una sociedad de consumo. Cerrar los ojos no sirve de nada. La constancia será nuestro mejor recurso. Mi apoyo es dar clases gratuitas a personas realmente interesadas en la alta costura y tratando de imitar la bueno (como Lassage, maestro de la técnica Luneville en Francia, para Chanel, Dior, Valentino y otros grandes), eventualmente regalo un bordado a algún diseñador emergente".


¿El futuro del atelier de Marco Jerez?


"Soñando, me fascinaría ver mi atelier lleno de aprendices, todos enfocados a la alta costura y ver florecer este estilo de moda nuevamente en mi país. Soñar es gratuito".


(Fotos gentileza de Marco Jerez)

3 comentarios:

  1. Que conmovedora su pasión por el oficio!, evidente en su sueño de enseñar y heredar sus conocimientos, ojala hubieran tantos como el.

    ResponderEliminar
  2. FELICIDADES POR LA NOTA MARCO, BIEN MERECIDO A TAN BUEN TRABAJO....

    ResponderEliminar
  3. Qué maravilla poder conocerle y ver su trabajo!! Realmente dan ganas de ser su aprendiz!! Efectivamente en Chile no hay mucho espacio para la gente que quiera dedicarse al bordado, sobretodo de alta costura. Me encantaría poder aprender de él !!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.