QT DESTACADO

Participa del 1º Foro Económico Industria de la Moda (VFIM)

La paradoja de la copia en la moda: ¿se aplica igual en la moda de autor?

En el último tiempo he tenido que leer diversas columnas relacionadas con la copia en el mundo de la moda. De hecho, lo último que revisé en este sentido fue un especial que hizo BOF sobre la materia, donde contrastan diversas posiciones respecto a este polémico tema. No obstante, un concepto que me quedó dando vueltas fue el de "la paradoja de la piratería", donde unos expertos afirmaban que a pesar de las complicaciones que la copia producía en la industria, sin ella la creatividad se reduciría. ¿Se aplica el mismo criterio en la moda de autor? Hoy intento descifrarlo.

Copiar en la moda: ¿una paradoja?


La principal tesis que sostiene esta paradoja es que la piratería incentivaría la creatividad, ya que la copia afianza la tendencia (de moda) al mismo tiempo que la destruye. Esto impulsa a la creación de diseños nuevos y a la aparición de nuevas tendencias, que permiten que la rueda siga girando.

Por lo mismo, solicitar leyes que protejan la propiedad intelectual de la moda -según los profesores Kal Raustiala y Christopher Jon Sprigman- no tendría sentido, porque además de su bajísima aplicación (lo ejemplifican con lo que ocurre en Europa), repercutiría en la baja de creatividad.

No obstante, al hacer un paralelo con la moda de autor latina, nos encontramos que la mencionada paradoja se da de otra manera. Eso porque la mayoría de las marcas se sostienen en modelos de negocio frágiles, en los que el posicionamiento sólo permea a los nichos, por lo que que resulta complejo construir en el cliente la sensación del "yo fui primero", ya que escasamente logra distinguir el original de la copia.

En el sitio Mock-Off se entregan opciones "alternativas" masivas a las creaciones de diseñadores

Sin embargo, esa misma vulnerabilidad motiva a los creativos a desarrollar productos con alto valor diferencial con técnicas rescatadas de las tradiciones textiles locales y con materiales propios de su entorno, sumando una noción de stock limitado que puede ayudarlo a restringir la copia, pero le impide escalar en la producción.

En este contexto resulta evidente que ninguna ley draconiana libra a la moda de autor (en todas sus expresiones) de ser copiada. Pero la ausencia de estructuras que validen la propiedad intelectual, tampoco contribuyen a la industria, porque generan una especie de "comercio paralelo ambulante" en el que se fagocita de quien, incluso, podría estar una posición más débil.

Un buen camino para minimizar el impacto de la copia y jugar con esta paradoja es utilizar como inspiración la identidad local desarrollando relatos, que permitan crear no sólo prendas de vestir, sino experiencias de vestir. Con ello, más que aspirar a mover el mercado vía tendencias -que al final terminan en commodities-, se hace vía conceptos e imágenes que pierden sentido descontextualizadas.

Si bien en esta batalla David tiene toda intención de derrotar a Goliat, la misma industria empodera a Goliat para que no lo haga. No obstante lo anterior, todavía el endeble tiene posibilidades de, al menos, atontar al gigante.

(Foto principal: Favim.com)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.