QT DESTACADO

Un encuentro para reflexionar sobre la moda con mayúscula

Pietà: indumentaria creada desde el relato de la cárcel

El sistema carcelario de Latinoamérica es deficiente y precario. Si bien, siempre hay excepciones que confirman la regla, en la mayoría de los casos nos encontramos con cárceles con hacinamiento y superpoblación. En este escenario pensar en la ecuación "privados de libertad + moda" suena a mal chiste. Sin embargo, el diseñador francés Thomas Jackob -ex empleado en Chanel- decidió que si era posible obtener un resultado en esa suma, dando vida a Pietà, una marca de indumentaria, zapatos y complementos diseñada y confeccionada en los penales de San Pedro en San Juan de Lurigancho y el Penal de mujeres Santa Mónica en Lima, Perú. En ella busca devolverle la dignidad y entregarle una nueva oportunidad a sus trabajadores, hoy tras las rejas. Los invito a sumergirse en este inspirador relato de resistencia y redención.


El hito que da vida a Pietà


"Tenía una amiga francesa que daba clases de francés en cárceles, y me invitó a ver una obra de teatro en el penal. Allí encontré muchos chicos chévere y con ganas de trabajar, pero no había trabajo para ellos, entonces tuve la idea de crear una marca de ropa totalmente hecha en la cárcel".



La propuesta de Pietà


"Pietà es un proyecto impertinente e irreverente, ingenuo e independiente, que está lejos de los dictámenes del marketing, proponiendo una visión alternativa de la moda. Una marca, influenciada por las contraculturas, que niega someterse a las normas sociales de una sociedad consagrada al consumismo.

El proyecto nació en una cárcel de Lima y logró desarrollarse en otras cárceles, lugar donde las colecciones son realizadas en su totalidad, sin ayuda exterior. Todo esto permite que los detenidos, por lo general abandonados a su suerte, puedan generar ingresos e incrementar sus competencias, que les permita luego una reinserción mas rápida en la sociedad. Además cada día de trabajo vale una reducción de condena.


Todas las prendas son elaboradas en los talleres de confección, de tejidos, de zapatería y marroquinería en las cárceles, donde los internos realizan con pasión y orgullo piezas que viajaran a todas partes del mundo. Cada producto es único, producto en serie limitada, y lleva la firma del artesano quien lo realizó además de soltar una historia para cada costura o hilo tejido.

Pietà privilegia los materiales naturales, orgánicos y reciclados. Así mismo, trabaja las más nobles fibras en el mundo como la alpaca, el cashmere, el algodón pima o la seda. Las piezas se distinguen por sus cortes simples y minimalistas para la vida de cada día".




La visión de los internos en el proceso creativo de Pietà


"Mi inspiración siempre es el penal, y todo lo que pasa adentro, los sentimientos y emociones de los chicos, el cotidiano... Por eso la ropa es mayormente minimalista, con colores neutros".


Crear moda con identidad local para Pietà


"La autenticidad se refleja en todas las prendas y en el concepto creo".


¿Pietà como vehículo a la reinserción es "exportable"? 


"Si lo he imaginado, pero viendo todo el tiempo y la inversión personal que tuve que hacer para desarrollarlo, ahorita lo veo difícilmente exportable. Pero en el futuro con más capacidades, quién sabe".



El mayor desafío para Pietà hoy


"Desarrollar la marca sin capital. Trabajamos paso a paso. Es sano eso, pero no te permite desarrollarte con fuerza y rapidez".


¿El futuro de Pietà?


"La idea es seguir creciendo".


(Fotos gentileza de Pietà)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.