QT DESTACADO

Visita la exposición aniversario de QT

La Tienda Vacía de Mall Plaza: un análisis de su propuesta sustentable

Hace algunos días les enuncié por redes sociales que Mall Plaza organizó una interesante iniciativa llamada "La Tienda Vacía", que incentivaba la reutilización de la ropa y su resignificación en otros, gracias a una alianza con la Fundación Desafío Levantemos Chile. Si bien la campaña se centró en tres malls de la cadena (dos de ellos capitalinos) y duró un poco menos de un mes, hoy podemos repasar sus resultados y reflexionar sobre las posibilidades que abre esta alianza por un clóset consciente.


La Tienda Vacía: proyecciones


Mall Plaza viene desarrollando diversas iniciativas que hablan de una Responsabilidad Social Empresarial (RSE), más allá del green marketing. Eso lo evidencio no sólo por la manera en que llevan a cabo estas acciones, sino también por los socios con las que las desarrollan.

Ese fue el caso de #LaTiendaVacia iniciativa importada desde Brasil y que buscaba que las personas pudieran llevar sus prendas en buen estado, pero que ya no usaban, a una tienda literalmente vacía para que pudieran ser resginificadas posteriormente por alrededor de 5.000 beneficiarias de la Fundación Desafío Levantamos Chile.


El proceso era simple. Cada día un grupo de diseñadoras armarían look o tenidas con las prendas donadas, que luego se llevarían a diversas ciudades donde trabaja la Fundación. Todo los días la tienda amanecía vacía.

Se recolectaron 22.500 prendas, que se distribuyeron en Santiago, Concepción, La Serena y Valparaíso.



En el proceso también se realizaron talleres de asesorías de imagen y otras actividades para enseñarle a los clientes del mall a darle una nueva vida a la ropa.

Lo que rescato de esta campaña es que sembró "la semilla de la reflexión" en un espacio que es "la meca del consumo impulsivo", al transmitir la idea de "un clóset en equilibrio", las prendas tienen historias que reflejan nuestra identidad y que la ropa puede tener una segunda vida o puede ser resignificada por otros. Estoy segura que muchas personas que escucharon estos mensajes o que donaron sus prendas quedaron "inoculadas" con el "bicho del consumo responsable" y que serán mucho más perceptivas a nuevas propuestas de consumir moda desde una lógica consciente.

Creo que es imporante, dentro de esta lógica de transparencia que quiere transmitir La Tienda Vacía, conocer si las 22.500 prendas recepcionadas fueron integramente repartidas o no. En el segundo caso cuál fue el porcentaje que no se pudo entregar y por qué razones; y qué se hará con ellas. Sería una pena que terminaran en el vertedero o quemadas (en ambos casos la huella de carbono es significativa). Y desde una lógica más socio-ambiental, me encantaría saber qué tipología de prendas se donaron más, de qué materias primas y marcas, ya que estos datos dan cuenta del tipo de consumo de moda de quienes participaron.

¿Participaste de esta campaña? ¿qué te pareció?

(Fotos gentileza de La Tienda Vacía)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.