QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Dilemas de moda: entre la comercialización y la experimentación desde el Santiago D-moda

Darle “el palo al gato” es complejo. Supone encontrar el equilibrio entre una propuesta de diseño atractiva y un producto que pueda tener una buena salida comercial (no se vive ni de amor, ni de aire). Por lo mismo, muchas marcas en su búsqueda por encontrar su “voz creativa” o los conceptos que quieren comunicar, pueden caer en extremos: muy comercial o muy experimental. En el desfile de Viste la Calle en Santiago D-Moda este dilema se hizo patente.


¿Comercialización versus Experimentación?

No todas las marcas funcionan en la pasarela. Ello no significa que no tengan valor estético, sino que su trabajo creativo se percibe mejor en un lookbook, en una editorial o en un showroom. Por lo mismo, hay que evaluar cuál es la mejor vitrina. Sobre todo cuando existen dos o tres marcas en el mismo desfile, que tienen una línea similar, que motiva a las inevitables comparaciones odiosas o a distraer la mirada en detalles que no configuran el todo. Comienza un juego de “las 10 diferencias”, que echa por tierra el trabajo de meses.

La salvedad en este punto, se da cuando de colección a colección, se ha logrado crear un estilo, un relato que, por lo menos, permite coherencia de marca e identificación entre quienes se quiere comunicar. Eso lo logró Francisca Schmidt, Andrea Bahamonde y Señoritas Indumentaria.

En la foto superior la propuesta de Francisca Schmidt primavera verano 2011-12 y abajo la otoño invierno 2011

Arriba la propuesta primavera verano 2011-12 de Andrea Bahamonde, abajo la otoño invierno 2011


Señorita Indumentaria, arriba su propuesta primavera verano 2011-12 y abajo la de otoño invierno 2011

Por lo mismo, me confundió un poco el trabajo de Esteban Arteaga. Su primera aparición en público fue en el Santiago D-Moda 2010 con unos zapatos muy al estilo Lady Gaga, luego con vestuario para una femme fatale muy oscura, para saltar al lado opuesto de la sombra, con una colección de tonos pasteles y tierra, con reminiscencias románicas, muy femenina y hasta etérea. Sin duda, todavía está en proceso de exploración y aún no define cuál será el concepto base que desea comunicar, más allá de cambio de temporada. Lo importante es que pronto nos muestre cuál será su camino y podamos, en base a él, evaluar con mayor seguridad su trabajo creativo.

La propuesta de Esteban Arteaga una de las ganadoras del premio Jaime Troncoso

No obstante lo anterior, tanto Esteban como Daniela Hoehmann mostraron propuestas que convivían muy bien con lo comercial, pero que salvo algunos puntos altos, no generaban mayores impactos en términos de propuesta de diseño. No obstante, este punto puede no ser conflictivo en la medida que la marca asuma que por ahí va su camino (a veces el palo al gato está ahí) o evalúe si efectivamente una pasarela es la mejor forma de darse a conocer, ya que en esos espacios las exigencias de “show de moda”, suponen mayores desafíos. Sobre todo cuando la vara ha quedado alto (en versiones anteriores de este desfile teníamos a Paulo Méndez, Carola Muñoz y Amén en la pasarela).

La propuesta de Daniela Hoehmann

El otro extremo está en lo experimental . Si bien me gusta que se la jueguen en la puesta en escena, muchas veces por sorprender o impactar se cae en el riesgo de perder perspectivas y utilizar cualquier recurso con tal de hacer algo distinto. Eso lleva a mezclar elementos y caer en inconsistencias como la observada en la presentación de Paloma Labrín.

No entendí qué tenía que ver el ángel al final de la presentación de Paloma Labrín

En el caso de Hanna Sunwoo noté esa necesidad de crear una narrativa distinta, de mundo paralelos y llenos de personajes como sacados de un juego de video o un cómic futurista. Sin embargo, esa creación –donde la influencia de la iconografía pop asiática + Thierry Mugler me pareció evidente- puede llegar a traspasar los límites de la propuesta de diseño y transformarse en una performance artística, más cerca a la “instalación”, que a una colección. Por lo mismo estoy ansiosa por ver, cómo “bajará” la pasarela a una propuesta más “usable”.

La propuesta de Hanna Sunwoo, que también fue ganadora del premio Jaime Troncoso. Me llamó la atención los dientes de vampiro de la blusa de la primera foto y el corte de la falda verde, una de las prendas más usables de su colección

Creo que este año el desfile de Viste La Calle fue más en la línea de la exploración, la búsqueda creativa y comunicativa, que de la presentación de marcas “más estructuradas” (les recomiendo leer mi reflexión sobre cómo comunicar la moda). Lo importante es que hay varias marcas que tienen claro este asunto y llevan un buen trecho avanzado. Mi deseo es que todas lleguen a su norte. Estoy segura que por talento y ganas no se quedan.

(Foto principal: Hanna Sunwoo)

8 comentarios:

  1. Bueno, esa es una constante creo yo en el diseño y en casi todas las áreas creativas en Chile, la falta de identidad propia hace casi imposible una creación consciente y potente de lo que es el diseño en Chile, por lo tanto tomamos agentes externos y no tratamos de pensar a nivel "glocal" lo cual potenciaría mucho más la forma en la que se ve la moda en Chile, pues los europeos aprecian esa cosa autóctona ya que es exótico para ellos, pero ser indígena es casi una vergüenza aveces y no nos apropiamos de nuestras raíces sino, las rechazamos, yo creo que el diseño en Chile no tendrá un desarrollo hasta lograr encontrar una identidad propia.
    Por otra parte, no es que el diseño en Chile sea como el culo, sino que falta potenciarlo para q se desarrolle.
    Y eso ya es una tarea en conjunto del peque mundo de la moda chilena.

    ResponderEliminar
  2. Matías, complementando tu reflexión, te dejo el post que hice el año pasado sobre la búsqueda de la identidad en la moda chilena: http://quintatrends.blogspot.com/2010/09/la-identidad-de-la-moda-chilena.html

    Slds

    ResponderEliminar
  3. :) la forma de hacer algo unico justamente es mirar dentro,lo que somos, que es justamente una mezcla unica de todo, donde debiese predominar nuetras raices y lo que nos ha enseñado nuestro verdadero entorno.

    ResponderEliminar
  4. Estaba sintiendo que no había critica en este blog, como que todo estaba super bien..y yo sentía que no, pero leo está nota y me encanta, te felicitooo!! en realidad soy nadie para decirte que hacer, pero esto es lo que nos hace que nos superemos!! la verdá aunque duela.
    Hay hartas cosas pencas que pasan en Chile con el Diseño independiente, No hay propuestas claras, copian mucho, las ferias de diseño manosearon la palabra Diseño y otras cosas más (claro está que muchas personas son brillantes)
    Si bien estudie Diseño, no me considero una diseñadora a nivel de los que mencionan, todavía me siento amateur, además no soy practicamente comercial, de hecho yo hago la prenda única, lo que me desfavorece en el sentido económico pero en el creativo me llena de satisfacciones..lo que veo que pasa con el Diseño independiente en chile es que no hay una verdad, un algo que decir, el creador o diseñador tiene que tener algo que decir a través de su trabajo, es por eso que hay tanta cosa que se parece porque en vez de crear copian (y harto) y se inspiran que se yo. De lo que vi, maravilloso Señorita Indumentaria (por las fotos) porque no tuve la fortuna de asistir, pero que incentivo que existan instancias como estás!!! BRAVOO!!
    Claudy Circolor

    ResponderEliminar
  5. Claudy, creo que hay que hacer crítica con altura de miras y en relación a contextos. La crítica por subir el rating no. Por eso, si lees mis notas sobre negocios de la moda podrás darte cuenta que no todo en Quinta Trends se escribe con "pluma rosa" (de hecho pensé, qué blog estará leyendo?). Lo importante es reflexionar y generar este tipo de conversaciones como las que tu planteas. Cuando llegamos a ese "estadio de análisis", me siento recompensada.

    Slds

    ResponderEliminar
  6. en el link que dejaste a Matias, lo dice todo...es tanto el esfuerzo en buscar referentes que no miran donde tienen puestos los pies (y quizás perdiendo el gran tesoro)
    Muy muy bueno el análisis!!
    Siento que un gran defecto que tienen algunos creadores (no me meto en el saco) es pensar que siempre lo de afuera es mejor, pero en "algunos" casos puede ser, pero ahi van perdiendo su propia verdá...mientras tejo mi alfombra de tela, voy a pensar harto. Comentare lo leído .

    ResponderEliminar
  7. hay algo que me parece fundamental para que un pais se destaque y es la identidad. en chile no ocurre eso por múltiples razones, lo cual de ninguna manera quiere decir que no hayan cosas loables en este pais. se que muchas veces las comparaciones son fastidiosas pero veamos de cerca 3 ejemplos: Argentina, Colombia y Perú. En el caso de Argentina, país en el que he vivido sucede algo increíble y es que aunque ellos copian lo último que sale en Europa, por lo menos lo hacen bien y con buen gusto aparte de que cuentan con una gran industria textil y de calzado. Colombia, también cuenta con esas industrias, nada que envidiarle a los gauchos y lo digo con conocimiento de causa, cosa que no sucede en chile. los colombianos también poseen buen gusto y no son "víctimas de la moda". Con Perú ocurre algo bien particular y es que los peruanos nos sentimos orgullosísimos de nuestra identidad, llámese costumbres, gastronomía, arqueología, colores, etc., además tenemos una industria de calzado en creciente desarrollo y textilera fuerte con productos que cada vez logran posicionarse en las pasarelas internacionales tales como las lanas de Alpaca y Vicuña (de las más finas y exquisitas en el mundo) y el insuperable algodón pima peruano, productos todos trabajados con los más altos estándares de calidad y buen gusto. Mi nombre es Alicia Ibáñez, soy peruana Mucho Gusto, vivo en Chile desde hace 4 años, Diseñadora de Interiores de profesión pero opté por dedicarme al diseño de modas. Cuando llegué a santiago, proveniente de Venezuela en donde viví 6, me pareció una ciudad bonita pero con gente triste que no sale del blanco, negro y gris, colores algunos deprimentes pero que la gente no quiere darse cuenta de que lo son. Yo amo el color pero con buen gusto, soy de las que miro todo cuando estoy en la calle y aunque no voy a negar que el blanco y el negro me gustan y obviamente también los incorporo como complementos a mi paleta de colores, jamás los tendría como única posibilidad de color en la vestimenta. creo sinceramente que la utilización de esos colores diariamente en algunas personas se ha convertido en una suerte de Estado de Animo en vez de estilo, el negro dice mucho de quien lo usa con frecuencia o mejor dicho de quien lo mal usa.
    Tampoco se trata de hacer mezcolanzas de colores por querer romper esquemas y ser diferentes, sino de hacer algo usable en donde la gente sienta que invierte su dinero y no que lo desperdicia comprando cualquier adefecio por tratar de llamar la atención. Otra cosa que es importante aclarar porque tiene relación con este tema es la cantidad de personas y de todos los niveles a las que le gusta lo barato, algo terrible e impensable si es que quieres tener ropa de buena calidad. Lo hippie, lo rasta, lo colorido sin una secuencia y una razón de ser, lo simplito me parecen atroces. Lo que hay que tratar de trabajar en chile es un cambio de mentalidad y en ese sentido a los diseñadores chilenos les falta un largo camino que recorrer.
    matías, te faltó agregar algo. es cierto que a los extranjeros sean europeos, americanos, chinos o de cualquier otra nacionalidad les gusta "lo autóctono" de un país pero acompañándolo de un plus que sería la tecnología, las técnicas para hacer que "eso autóctono" luzca moderno, elegante, de acuerdo a altos estándares de calidad y, por supuesto, vendibles, sin perder su esencia.
    que tengan buen fin de semana.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.