QT DESTACADO

Sr. Gonzalez estará en 3º edición de Mercedes-Benz Fashion Week Chile

¿Hay cultura de desfiles en Chile?

No, me temo que no. ¿En qué sostengo mi respuesta? En la observación detenida de las pasarelas criollas y su comparación con eventos "similares" de Sudamérica. Pero ¿es importante tener una cultura de desfiles? Si se quiere construir una industria de la moda, obvio que sí. Analicemos por qué.

En busca de la cultura de desfiles en Chile

Aclaremos, no soy la única que ha hablado sobre este tema, ni pretendo descubrir la pólvora. Sin embargo, creo que hoy más que nunca es necesario retomar la reflexión. Ello porque la escena de la moda de autor nacional está madurando y requiere urgente de vitrinas serias para dar a conocer y comercializar sus productos.

Pero ¿qué pasa en Chile? En Chile los desfiles funcionan como un programa de TV con animadora, voz en off, premios y conversación coloquial; con el foco centrado en la foto social, más que en la reseña de la pasarela. ¿Los negocios? Ninguna posibilidad (al menos transparente y manifiesta). Al final el desfile real no es el de los diseñadores, sino de los asistentes.

Estoy convencida que las animadoras de desfiles sobran. A no ser que sea un evento  de mall o en un formato que no suponga el estreno de colecciones 

Con este tipo de formato ¿quiénes se benefician? Asumo que muy pocos, ya que la vitrina tiene tan poco eco, más allá de las paredes del evento, que con suerte se sabe que ocurrió. De hecho, muchos se enteran después, no por las fotos de la pasarela, sino por las sociales donde salió un diseñador y/o el vistazo express de la colección (a lo que los creadores "tienen que pegarse con una piedra en los dientes").

Ok. No generalicemos. Soy consciente que han habido intentos por salirse de este cliche made in Chile y convertir la pasarela, no en un rito social, sino en un espacio de promoción real. Sin embargo, falta mucho todavía.

Enumeremos los elementos generales de un fashion week o días de la moda, que podrían ayudarnos a desmarcarnos del formato "Martes 13"...

1- Propuestas atractivas en términos de mercado de la moda: creo que en Chile hay de sobra. No sólo talento, sino también inquietud comercial. Quizás para sumar ambos aspectos y crear una pasarela con números azules, se puede aplicar un modelo como el que observé en Colombiamoda.

2- Un lugar apropiado: ello supone un espacio que obligue el recambio de público por desfile, que tenga un área preferencial para prensa especializada (nacional e internacional en el mejor de los casos), grandes compradores y asistentes vip (que funcionen como reales embajadores de marca).

Podemos tener un espacio envidiable en términos naturales, pero si no se logra generar una dinámica de "días de la moda" al estándar latino al menos, se pierde la lógica de programación e invitaciones individualizadas. El evento se transforma en cualquier cosa

3- Puesta en escena sin distracciones: los desfiles no requieren presentación. Cuando se va a un fashion week o evento de moda, se conoce la grilla o programación, por ende, uno sabe que verá. La presentación se hace a través de una puesta en escena, no de la intervención de voces en off, ni animadores.

4- Espacio para los negocios: el objetivo de montar un desfile no es que la sra con peinado alto diga que le pareció "todo muy lindo", sino que el distribuidor nacional e internacional, cuan cazatalentos, compre la propuesta exhibida, la distribuya y lleve al público objetivo. Al mismo tiempo, es el espacio para promocionar y posicionar la marca. Para ello no sirven las fotos de sociales (al menos como único producto), sino se requiere de prensa especializada que tenga acceso preferencial y que se le clarifiquen los objetivos, es decir, que entienda que está en un circuito de industria de la moda.

5- Un público respetuoso: este aspecto no se logra de la noche a la mañana. Hay que educarlo. En la medida que se consiga todo lo anterior, y se arme el evento en pos de lo que llaman "sistema moda", el público entenderá que la pasarela no se pisa, ni es para sentarse, no se puede comer, ni beber en ella (menos en medio del evento), cuando parte ya no entra nadie más, no es un bingo y no hay que irse con "premios", a no ser que una marca decida dejar un souvenir en el asiento. Estos aspectos sólo hablando desde lo formal, porque se subentiende que una vez que se entiende la razón que los reúne, se sabe que uno está presenciando la consumación del esfuerzo de meses de un creador y ello se observa en silencio y con respeto.

Un público que sepa dónde está es vital para darle un valor de negocio a la pasarela


Quizás podríamos estar horas desenredando la madeja, no obstante, hay que partir con algo para comenzar a construir una industria de la moda nacional integral, que no sea sólo "por amor al arte o las fotos de sociales". Para ti ¿hay cultura de desfiles en Chile?

(Foto principal y final gentileza de HenryJosé)

13 comentarios:

  1. cierto y completamente de acuerdo la gente va para generarse un "estatus" e ir a pasearse y al termino del evento esta todo lindo cero opinión, y el decir que no le pareció es no estar de moda!
    creo que falta cultura y demos cabida las propuestas de moda nacional y tb a los emergente y los diseñadores se den su lugar tb, Tendría que haber un cambio o educación de la población o publico, mas profesionalismo o mas cuento en hacer los eventos que se tomen como la verdadera vitrina y no un pasatiempo para la gente y que los diseñadores jueguen mas en como venden o exponen sus productos para que sea cada vez mas atractivo pero creo que vamos de a poco jugando mas y generando el cambio. Tenemos que acelerarlo. pq es muy poco (es mi humilde opinión) ktta

    ResponderEliminar
  2. Sofía! que bueno armar una reflexión que diga todo y al grano. Sobre todo en el tema de la animadoraaaa!!!

    Muchas veces me pasa que encuentro que el formato que se usa aquí es demasiado anticuado, no se ha logrado entender el lenguaje que se necesita para armar sobre todo la atmósfera necesaria para cada diseñador.

    Viste Buenos Aires de todas maneras me parece que hasta ahora ha logrado perfilar un formato de acuerdo a lo que un desfile es, una vitrina y el lugar donde observar las nuevas tendencias y propuestas, con concentración y silencio.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Uff, interesante reflexión al respecto. Bajo mi humilde mirada como "amante" de la moda o a veces "mero espectador", pero si con una conciencia clara como cliente o una vision mas comercial, es precisamente eso lo que les falta a los desfiles, y sobre todo para que haya una cultura de desfiles, falta un cuanto hay de cosas de parte del diseño tanto como del comercio. Me pasa que particularmente cuando voy a un desfile, me abunda y agobia esa sensación de que no hay "colección", de que muchas veces no tenga un perfil comercial o sean poco vendibles aquellos diseños y creo que es ahí donde está el problema. El diseño en Chile aún es poco vendible, no estoy hablando de lucrar, pero si cultivar una visión comercial en base a los diseños, conceptos de funcionalidad, moda, colección, tendencia deben unirse algún día a ese comentario que hace la señora de peinado alto... Lo otro, si queremos educar al publico asistente por favor, empecemos por educar a nuestras marcas locales,conglomerados, retails, multitiendas o lo que sea para que se den una vuelta por ahí y generen las reales vitrinas de esos diseño...por eso hoy en día está tan presente que la real pasarela está en la calle, no en un show, y si le preguntas a aquella gente reinante en los blog de streetwear donde compran sus ropas te dirán inmediatamente "por ahí" y que precisamente ...no lo vieron en un "desfile" si no que en la real pasarela...la calle!!!

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo, Sofi. He dicho hasta el cansancio que parte del público que asiste a estos eventos (odio decirlo, pero se ve mucha polilla que sale desesperada a pararse a la fila del licor que auspicie para agarrar, a codazo limpio, un mínimo trago, ver si algún fotógrafo de revistas les toma una foto, etc) no se comporta de acuerdo a lo que es en sí el evento mismo. Asistir a ver la colección, los frutos de la inspiración, sangre, sudor y lágrimas de un diseñador es EL motivo del evento.
    Punto dos, VESTIRSE ACORDE. Un poco de respeto por el diseñador, por favor! Jeans con hoyos, niñitas en polerones, hasta chalabotas he visto.
    Una de las cosas que más detesto es ver a señoras maduras peleándose una revista, una bolsa, etc. Entran como manada, hablan, se ríen, COMEN y toman como si estuvieran en su casa.Si se les acaba el traguito durante las pasadas, salen y entran. Aplauden cada pasada, en vez de esperar a que termine de pasar la colección.
    Me molesta sobre todo, como mucha gente entra corriendo a "reservar" asientos de primera fila. probablemente para poder salir en alguna foto. Es una falta de respeto también para quienes necesitan una buena ubicación para tener mejor vista de las prendas.
    Y lo peor, el celular sonando. Llegue antes, júntese con su grupo, entren tranquilos, ubíquense con respeto y apaguen o pongan en silencio el celular. Si ve a alguien conocido, no grite ni haga show.

    ResponderEliminar
  5. Me encantó tú análisis y concuerdo contigo en especial cuando una a visto otro tipo de pasarelas y como productora de eventos de moda se da cuenta que No hay aún cultura de desfiles en nuestro país! La gente está acostumbrada al formato "martes 13" y parece encantarle que es lo peor jijiji
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. totalmente de acuerdo, aunque yo creo que mucha de la responsabilidad cae sobre las productoras y/o diseñadores, ver hacía qué publico está dirigido, organizar bien un evento que en algunos casos está en detalles tan minimos como dejar un papelito de reservado ya sea para quienes puedan asistir con un interés comercial, para quienes van a registrar el evento, etc.
    no creo que sean cosas tan dificiles para quienes tengan experiencia en el rubro, si les importara realmente destacar el trabajo arduo de los diseñadores, no sé hagan una lista de prensa en la puerta, lista de "primera fila", respetar los horarios.
    y con respecto al público, creo que tenemos muy vigente en la memoria señoras sentadas en la pasarela, niñitos jugando, gente que al parecer llegó de la playa a la primera fila, creo que todo eso se pudo haber evitado con una buena producción.
    claramente te perdiste el espectáculo de los prendedores de cristales swarovski volando por los aires, algo súper freak....jjjajjjj.

    ResponderEliminar
  7. Te juro que das en el clavo en todo! Maestra!
    No he estado presente en desfiles más profesionales, pero por lo que ha visto en fotos, o tv, nos podemos dar cuenta que falta mucho para salir de las pasarelas y llegar a los desfiles. Ya que no hay una propuesta visual, musical, peinados, maquillaje. Ni siquiera, a veces, la ropa les calza bien a las modelos! Además, no caminan de manera similar. Entonces se ve todo muy desordenado, no hay una propuesta coherente.
    No se que es primero, tener una industria para producir desfiles o cambiar los desfiles para una industria que aun está en pañales. Creo que todo se mueve más por conocidos o "pitutos", lo que no permite conceptualizar los desfiles como una oportunidad de compra.
    Esa es mi humilde opinión.
    Saludos Sofi y muy seca! Genial una mirada profesional a la moda en Chile

    ResponderEliminar
  8. Me gustó el análisis hecho y como bien dices la madeja se puede desenredar aun mas, tanto que dejaríamos varias ovejas sin su lana. Otro de los aspectos que me molestan y que se han tomado muy a la ligera, lo cual también tiene mucho que ver básicamente con el diseñador y su propuesta (the whole package) es la musicalización. Hay cero preocupacion de tal, entre que no hay concordancia con la colección, tampoco frente a su publico objetivo, que en tal caso da lo mismo si es un Súper éxito actual o un clásico de los años 20.
    Ahora bien, debo mencionar que estoy totalmente de acuerdo con Pía Zamora respecto de las funciones que debe cumplir la producción en estos casos. O sea es tan cierto como desagradable el estar rodeado de la señora con síndrome de adolescente sin mucho recurso al querer obtener TODO aquel producto gratis que se ofrezca y que molesten con sus paseos y conductas y faltas de respeto en general, así como también es poco atractiva la sed de flashes de la gente por querer figurar en una imagen de unos 5 cm en una revista y nada as que por figurar. Por lo tanto y aunque parezca exagerado, es la producción que debiera estar a cargo de ir educando a las personas y marcas (muchas veces son estas las que piden y/o exigen las "sociales") cada vez que se enfrenten a un evento así. Sin olvidar que es la misma producción la que se encargo de repartir y regalar las entradas al evento.
    Si bien estamos teniendo cada vez mas oportunidades de asistir a desfiles, aun no son muchos, por lo tanto hay que tratar de hacer de esto una buena experiencia y que valga la pena. Es una lastima decirlo pero es que el provincianismo se nos nota desde lejos y no me refiero a quienes vivimos en regiones. Me refiero a nuestro provincianismo como País.

    ResponderEliminar
  9. Barbara, tienes toda la razón en lo que dices y creo que termina recayendo la responsabilidad (mayormente)en la producción, diseñador incluido por supuesto. En Chile aun no hay una industria propiamente tal ni en el cine ni en la tv ni en la música o en el teatro, no hay industria de cultura, sin embargo eso no quiere decir que no se deban hacer bien las cosas y me parece que los ámbitos mencionados si se esfuerzan por hacer lo mejor posible, ya que en su mayoría se nota el esfuerzo Creo que simplemente la misma gente que trabaja en esto no se lo ha tomado con la seriedad que se merece y/o necesaria, creo que son mas bien descuidos aprovechándose se esa misma "Industria en Pañales". Insisto... Es el provincianismo. Cariños!

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo en todo, pero hay un punto que me parece clave en lo que plantea Osckar, que es el relacionar el provincianismo, el ser local, con la carencia. Creo que cuando usamos el término PROVINCIANO peyorativamente, para denotar nuestra falta de educación estamos justamente, asumiendo una suerte de vergüenza cultural. Tal vez es por eso que finalmente siempre terminamos mirando para el lado y siendo una mala copia de los demás países a los que aspiramos, en vez de ver el valor en nuestro ser provinciano y descubrir allí pequeños potenciales de generar algo nuevo.
    Sería otra cosa si pudiéramos desarrollar una cultura propia de pasarela.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a tod@s por sus comentarios. Y como dice la última persona que opinó, creo que lo peor es ningunearnos culturalmente. Creo que tenemos un potencial enorme (sino no me daría la lata de hacer esta reflexión), pero nos falta creernos el cuento y madurar en todos los aspectos. Las buenas prácticas tanto empresariales como individuales se aprenden (a veces miramos demasiado lejos siendo que podríamos trabajar con nuestros vecinos y crecer juntos). Pero como primera cosa hay que partir por casa y dar el ejemplo. Eso va no sólo para los diseñadores, productores, etc, sino también para cada uno de nosotros como público. Ahí está el desafío, no quedarse sólo en palabras.

    ResponderEliminar
  12. Hola Sofía!
    Muy buena la reflexión. En uno de los últimos desfiles a los que asistí, salí desilusionada del público: señoras que se llegan súper tarde y se pasean por delante de prensa, imposibilitando su trabajo; pero también gente de prensa muy irrespetuosa con el público, sentí vergüenza ajena!
    Yo fui con mi cámara sin acreditación, por lo mismo me quedé en un rinconcito con el zoom tratando de no molestar a nadie, pero hay personas que sólo por tener una cámara más o menos profesional y SIN acreditación, se cruzan delante de prensa a tomar fotos. Creo que eso es algo que debe cambiar: el respeto por el trabajo del otro.

    Saludos!
    Creo que está empezando a haber cultura de desfile, pero todavía falta mucho :)

    ResponderEliminar
  13. sofi, me encanto tu analisis, muy certero! eso del animador (a)notable!jajaja

    abrazos

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.