QT DESTACADO

Sr. Gonzalez estará en 3º edición de Mercedes-Benz Fashion Week Chile

Historias de moda: cambios de look durante la vida

Me gusta pensar que en la vida uno va evolucionando y mejorando; que ese dicho que "uno se pone como el vino" es más que un cliché. Si a eso uno le suma la madurez, el encuentro de su estilo y la conformidad ante el espejo, es evidente que el aspecto de hoy puede ser diferente al que teníamos ayer. Además, que más entretenido que cambiar para mejor. Hoy repasamos esos momentos en la vida que el cambio de look es casi terapéutico.


Mi vida cambia, yo cambio de look


Hay momentos de la vida que el cambio de look es una consecuencia natural del crecimiento o las circunstancias. Repasemos:


1- Infancia: si bien muchos podríamos argumentar que "nos vestían", cuando uno es una niña con cierto carácter esa afirmación puede ser relativa, empezando a dilucidar nuestro "gustos" en términos de moda. En mi caso, era una "niña pelusa" con cero sentido de los fashion y mucho de la comodidad y eclecticismo (por usar un eufemismo)

Con mi Tata Harold y mis hermanas en 1988 (creo). La del look "ecléctico" soy yo

2- La adolescencia: es el momento en que no sólo mutamos físicamente, sino también comenzamos a definir quiénes somos y por ende qué queremos proyectar. Para eso nuestro look es fundamental. En ese periodo es muy común que un año seamos hippies y el otro rockeras. En mi caso no tenía ningún estilo definido, pero sí usaba prendas que decían algo sobre mis gustos musicales, que circulaban entre el grunge y el rock industrial en mis últimos años de colegio.


3- El inicio de la vida laboral: si bien en la universidad uno también puede mutar en términos de look, creo que uno de los momentos en los que más cambia es cuando entra a trabajar. Dependiendo dónde uno lo haga, se incorporan nuevas tenidas al clóset y se busca un estilo que nos potencie laboralmente. A eso se suma la posibilidad de tener dinero propio para gastar en "objetos del deseo". El problema de esta etapa es que muchas veces no tenemos idea de cuál es el estilo que mejor nos queda, gastamos en ropa que no nos sienta y podemos pasar años antes de saber cuál es la mejor opción para nosotras.

En marzo 2005 en onda alternativa juvenil con Leti todavía un puntito

En mayo 2007, con esta foto di inicio a mi blog (eso si rayé mi cara al estilo de Susie Bubble)

En noviembre 2010 en Montevideo. Ese año comencé a usar el pelo muy corto

En mi caso, cuando me incorporé a la oficina lo hice con un estilo que pasó de cierta formalidad juvenil (tenía 23 y a Leti de casi 3 meses) a otro alternativo algo desordenado, hasta encontrar que mi onda era más cercana al "lady like", que es la que exploto ahora. En mi camino al "encuentro de mi look" compré mucha moda de autor y masiva, que pasó a manos de mi mamá y hermanas, porque no logró adaptarse a la imagen que deseaba proyectar y me hacía sentir más cómoda conmigo misma.

Mi look actual. La foto es de mi viaje a New York en junio 2013

4- La maternidad: si bien yo no tengo mucho que contar al respecto, porque fui mamá muy joven, y el trabajo marcó más mi cambio de vestuario que la maternidad, si tengo amigas que ser mamás revolucionó para bien o para mal su look. De hecho, el cambio físico que implica la maternidad les generó, a algunas, un caos respecto a su estilo, y el norte lo reencontraron recién cuando los niñ@s crecieron un poco.

¿Qué momento de tu vida ha marcado más fuertemente tu look?

6 comentarios:

  1. EL inicio de mi vida laboral, porque de alguna manera me obligó a "ordenarme" pero no me encuentro aún, necesito claramente una asesoria ;)

    ResponderEliminar
  2. Es verdad que la edad o diferentes etapas de tu vida van marcando tu estilo. Hasta hace muy poco no tenía definido mi estilo y creo que en parte se debía a no saber que quería hacer con mi vida, estaba estudiando ingeniería comercial y la idea no me gustaba mucho, estaba a un paso de titularme y tomé la decisión de estudiar lo que siempre había soñado, Arquitectura. Desde ahí las cosas cambiaron totalmente, ya tenía claro que ese era el oficio que quería ejercer por el resto de mi vida y se me abrió una puerta gigante a otros estilos, en mi escuela de arquitectura ( pucv) los estilos son variados y hasta los profesores imponen sus gustos y sellos a la hora de vestirse, antes mi armario estaba lleno de negro pero hoy día abundan toda la gama de colores que te puedes imaginar, siempre manteniendo un estilo más formal por mis 24 años que hace que no me pueda vestir como una teenager. Hoy mi estilo es netamente como lo llamamos en mi u, "escuelero".

    ResponderEliminar
  3. Guapa!!!! Siempre Linda y estilosa!!! Abrazos! Carla Gadaleta

    ResponderEliminar
  4. Me parece uno pasa por esas etapas que describes, pero finalmente se converge a la escencia....

    ResponderEliminar
  5. Que tiernita dillis en 2007!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Sin duda, el paso a la vida laboral

    ¿quien viste formal, sino es para trabajar?

    Con el transcurso del tiempo, nos vamos vistiendo, de acuerdo a nuestra personalidad y estilo, conjugando lo serio de trabajar y el propio gusto en el vestir, en eso claramente soy yo.

    Sin duda, el poder adquisitivo juega un rol importante en el closet, ropa, accesorios, zapatos y carteras dependen en gran parte de los pesos que destinemos a vestirnos.

    Conocerse a si misma, sin dejarte influenciar por la moda contingente y optar por tus gustos, sin duda requiere de madurez.

    Finalmente, lo que reflejamos en el vestir es a nosotras mismas, el estado de cosas nos determinan: estudiantes, madres, profesionales, etc.

    Vivir la moda es vivir la vida, como en todos los ámbitos es parte de nuestra cultura.

    Luca del Belloto

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.