QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Mi vista al showroom de Butrich de Jessica Butrich: dulce vintage

Desde que conocí el universo creativo de la diseñadora Jessica Butrich y su marca Butrich no pude más que obsesionarme con sus zapatos. Esa mezcla entre dulce y sensual, con aires vintage, me atrapó. En mi paso por Lima tuve la posibilidad de conocerla y entender que su propuesta, tal como me comentó en su momento, es el reflejo de ella misma. De hecho, no existe mejor embajadora de su trabajo que ella. Esta afirmación la confirmé al visitar su showroom en San Isidro (Miguel Dasso 126 - 212, casi llegando a Yerovi).

La magia de Butrich en 360


Llegamos -con Ale- pasadas las 11.30 al showroom de Jessica motivada por la invitación que me había hecho el jueves en el LIFWeek: sería el día de estreno de su colección primavera verano 2014 y la oportunidad para mirar y tocar sus productos.



Mi primera reacción al entrar a su espacio fue sonreír, porque su marca transmite una energía positiva y un optimismo con aires infantiles que contagia. El uso del color y el trabajo de las texturas hace de su propuesta un fetiche imposible de ignorar. Para mí, su producto estrella son los zapatos, de hecho era mi objetivo de compra desde Chile. No me iría sin uno de ellos.


El showroom está dividido en dos. Al entrar era posible revisar lo nuevo -vestuario, zapatos, carteras y accesorios- y en el sector interior tipo "bodega", pero con un gran espejo, se podía ver los saldos del invierno. Entrar ahí era como meterse en "la fábrica de chocolates" pero en vez de Charly, me encontraba yo, rodeada por el mayor fetiche femenino: los zapatos. Mirando no pude resistirme a unos de taco con un conejo de color rosado (no había mi talla en negro), que al final Ale me regaló.

Mis tacos de "conejo" gentileza de Ale (la foto también la sacó él)

Luego me compré unas sandalias bajas -Jesssica me contó que era primera vez que hacía un modelo bajo para el verano- que además de bonitas eran muy cómodas y me parecieron perfecta para mi próximo viaje de trabajo. Cerré el shopping con un collar de cerezas muy divertido y la alegría de comprarme productos con vocación herdable y mucha identidad.

La sandalias que se irán conmigo de viaje. Foto de Ale

Con Jessica Butrich a quien le regalé un ejemplar de "Relatos de moda"

¿Qué te pareció el mundo Butrich?

2 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.