QT DESTACADO

Moda solidaria: el modelo de los Charity Shops en Reino Unido

Los Ángeles: mi visita a Shareen Vintage la tienda de Dresscue me

Un programa (docu-reality) que me encantaba del cable era Dresscue me, en el que la diseñadora - actriz Shareen Mitchell lograba maravillosas transformaciones de vestidos vintage en su tienda de Los Ángeles, California. Obviamente que mi paso por esa ciudad y mi vocación por la moda responsable, me motivó a buscarla y llegar a su tienda, Shareen Vintage, que se ubica en un gran galpón relativamente cerca del Chinatown. ¿Qué vi allí y cómo fue mi experiencia? Hoy te lo cuento.


Mi visita a Shareen Vintage


Reconozco que me cuesta mucho ser groupie. Supongo que mi sentido del pudor y la vengüenza es tan alta, que cuando veo a alguien que admiro o valoro, tengo que sacar fuerzas de flaqueza para acercarme a hablarle o pedirle una foto. Sólo lo hago cuando tengo oportunidad de conversar o compartir con él/ella directamente. En mi paso por Shareen Vintage me pasó lo temido, no fui capaz de hablarle, más allá de responder a su pregunta si todo estaba bien. Shareen atendía a una novia y sus amigas, mientras que a mí lo hacía una asistencia.

Pero partamos desde el principio. La tienda de Shareen se encuentra en 1721 N Spring St, Los Angeles, en una zona industrial de difícil acceso si no es en auto. De hecho, como habíamos visitado el barrio chino o Chinatown pensamos ir caminando, pero calculando la distancia tuvimos que volver a buscar el auto (el barrio tampoco es muy acogedor para caminarlo).


Todavía recuerdo el capítulo -allí por el 2012- cuando Shareen tomaba la decisión de cambiarse a este gran espacio debido a que era mucho más cómoda para desarrollar su negocio, pero temía "meter la pata" justamente por su ubicación. No obstante, por el tiempo que lleva ahí y la clientela que llega por datos o referencias de forma permanente, asumo que la elección fue correcta.

Una regla básica de Shareen Vintage es que no pueden entrar hombres. Por lo que Ale tuvo que esperar afuera y Leti me acompañó a recorrerla. El sentido de ello es que las mujeres se puedan probar sin temor a ser vistas en ropa interior o desnudas, a lo largo de la tienda, utilizando los múltiples espejos que se encuentran en el lugar.


De hecho, el espacio está decorado como si fuera un gran loft, dividido por percheros clasificados por colores y tipos de vestidos. Además hay un segundo piso con percheros, que me daban la impresión de ser prendas en "stock"/bodega. Yo me limité a mirar sólo los de la gran planta baja, incluso los de fiesta.


Cuando uno entra al mundo de Shareen tiene que recordar que si bien hay ropa que uno podría comprar de manera directa, como lo hice yo (un vestido de lana de estilo sesentero pensando en el próximo invierno a US$53 - S$34.000 app), todo lo que está ahí se puede modificar. De hecho, es lo primero que te dicen, no hay restricciones para imaginar, más aún si tienes el sabio consejo de Shareen, quien es capaz de resignificar, por ejemplo, prendas ochenteras -que se pueden ver incluso kitch- en piezas modernas y con calce perfecto.

El vestido que compré


Yo fui testigo de como aconsejaba a una novia sobre su vestido (en estos casos se pide cita previa), y la paciencia y buena onda con que atendió a dos chicas que se probaron varios vestidos de fiesta, pero que finalmente no llevaron ninguno. Les dijo que se lo pensaran y que si se decidían, volvieran. Es decir, una voluntad y amabilidad enorme para aconsejar y "regalonear" a sus posibles clientas, entregando un servicio de excelencia.

Para quienes aman el vintage y ropa de segunda mano muy bien seleccionada, creo que es una parada obligatoria. Más aún si se tiene algún "proyecto" de vestido y se pide el consejo de Shareen. Sin duda, una experiencia imperdible para fashionistas conscientes.

Un dato a considerar: Si no puedes ir a Los Ángeles, donde Shareen te podría atender en persona, puedes pasar por su local en New York, que cuenta que el mismo nivel de atención que la "tienda madre".


0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.