QT DESTACADO

Participa del 1º Foro Económico Industria de la Moda (VFIM)

No quiero moda para Navidad: sufro de stuffocation

A diferencia de años anteriores, en esta Navidad no quiero que me regalen moda. Con suerte algún complemento tipo collar, aro o cartera. Pero nada del ámbito vestuario o zapatos. Supongo que parte de "la culpa" la tiene la nueva maternidad que tiene mi departamento "patas para arriba", además del cansancio que me provoca el consumo sin sentido y poco consciente de estas fechas. Pero ¿cómo lograr el equilibrio entre contribuir a la industria y comprar responsablemente? En la cuenta regresiva de la Nochebuena le doy una vuelta.

Stuffication navideña


A principio de este mes, cuando decidí subir parte de mi ropa de verano -no me caben todas las temporadas en el clóset- tuve una especie de "revelación": tengo mucha ropa y no quiero nada más. Para alguien "metida" en el mundo de la moda y promotora de las etiquetas locales esta sentencia puede sonar paradojal.

Sin embargo, a mí me llenó de sentido. Más aún cuando leí sobre la stuffocation, concepto acuñado por el escritor James Wallman, que habla de la asfixia (suffocation) que provoca llenarse de cosas (stuff) que no necesitamos. Invitándonos a vivir desde el experientialism, que no supone tirar todo a la basura, sino enfocarse más en las experiencias, que en las posesiones. Viviendo más feliz con menos. Sin duda estoy aspirando a ello.

En el 2015 me propuse tener un consumo más responsable y para el 2016, mi vector estará enfocado en cómo sacarle partido a lo que ya tengo, viviendo de forma más consciente y conectada con lo realmente importante.

Buscar nuevas combinaciones y usos a lo que ya tengo, además de modificarlas para renovarlas son parte de mis motivaciones para el 2016. Ilustración por Paper Doll de Louis Vuitton por el ilustrador Kerrie Hess y la estilista Kim Hersov

En esta línea, más que querer ser yo la que levante la escena de moda de autor con mi presupuesto, seguiré incentivando a que otr@s como ustedes prefieren lo hecho a mano, con calidad, diseño y vocación heredable. Y no se ahoguen en prendas que su único norte es el basurero y, que para colmo, explotan seres humanos y el medio ambiente.

Por lo mismo haré un alto a las compras revisando efectivamente cuánto de lo que tengo lo uso, qué podría arreglar o modificar para comenzar a usarlo, qué podría regalar y qué heredarle a Leti (si no le queda ahora guardarlo para un futuro cercano porque crece como con salitre!). En los próximos días les contaré algunos trucos, que estoy leyendo para lograr estos objetivos.

Para mí hay un aspecto claro de este agobio. Necesito, casi como grito de película de guerra, volver a lo esencial, a las Navidades sin pretensiones, donde el disfrute radique en los simple, no en la cantidad de papeles de regalo a botar, ni en las "cerros" de cosas que quizás apenas usaré.

Por eso, esta Navidad no quiero moda, sólo la sencillez de una rica comida, algún regaloneo (sí, no me niego a los regalos, sólo quiero uno significativo y no por el compromiso) y el acto que Leti con tanto ahínco ha preparado para la familia.

¿Qué deseas tú para la Navidad? ¿la moda está en tu lista? ¿sientes que estás sufriendo stuffocation?

(Imagen principal por ogm)

3 comentarios:

  1. Querida Sofía, que interesante reflexión. Yo estoy intentando comenzar con el consumo responsable, lo que no se me ha hecho fácil, pero vale el intento. Que tengas hermosas fiestas y gracias por tu aporte, siempre tan significativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida Karem. El camino del consumo responsable es siempre cuesta arriba, pero cuando se logra la satisfacción es tan grande y perdurable que hace que todo cobre sentido.

      Un gran abrazo y que regalonees mucho en estas fiestas

      Eliminar
  2. Interesante reflexión, volver a lo esencial lejos será siempre la mejor decisión, desde la vereda del diseño, debo mencionar que siempre me he preguntado por qué siendo yo una amante del vestuario y de diseñar mensualmente varios productos, tengo tan poca ropa en mi armario y la respuesta está en lo que mencionas, llega un momento en que te das cuenta que tienes lo justo y necesario, aquellas prendas que permanecen en tu vida más por lo que significan o representan, que por lo que realmente son ....entre ellas muchas herencias, que le dan sentido a tu estilo desde el relato personal y otras muchas más, que aprecias por la larga dedicación que alguien puso en su configuración.
    Mucha suerte en el desafío!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.