QT DESTACADO

Participa del 1º Foro Económico Industria de la Moda (VFIM)

La robotización y la moda de autor: impacto y desafíos

La robotización va a cambiar irremediablemente nuestra vida cotidiana. De hecho, el mercado del trabajo se modificará de tal manera, que las competencias de hoy, serán casi obsoletas mañanas. La industria de la moda no es indiferente ante este contexto, más aún cuando comienzan a surgir “sewbots” que prometen transformar su cadena productiva. Pero ¿cómo afectará esta revolución, hasta ahora “silenciosa”, la moda de autor latina? Hoy lo analizo.

Robotización en la moda: los desafíos de la revolución silenciosa


La industria de la moda es intensiva en mano de obra. Esto quiere decir, que la mayoría de sus procesos son llevados a cabo por personas. Si bien coser –sobre todo en el caso del fast fashion- pareciera ser una actividad repetitiva y rutinaria, su complejidad práctica había impedido la creación de robots que pudieran automatizarla.

Ello hasta la aparición del SewBo, que puede coser una polera simple rigidizando la tela a través de polímeros, para luego enjuagarla y lograr su forma tradicional. Este robot desarrollado por Jonathan Zornow podría reemplazar –en un mediano plazo- la mano de obra que se requiere para un producto similar, no siendo necesario la deslocalización del proceso en terceros países con bajos salarios, como actualmente ocurre en las naciones del Sudeste Asiático.


Los robots como el Sewbo tiene una tasa de error mucho menor que las personas para el mismo proceso

Pero más allá de detenerme en el impacto que podría traer esta tecnología a esa parte del mundo (merece un post completo por separado), este avance y muchos otros, que se están desarrollando tanto en EE.UU. , Japón o China me llevaron a pensar cómo afectará esta revolución a la moda de este lado del planeta.

Sin duda, la automatización impactará fuertemente a todas aquellas empresas que confeccionen “comodities”, sin embargo, puede transformarse en una oportunidad para todos aquellos que busquen diferenciarse a través del oficio que no puede ser reproducible por los robots.

En este sentido, el gran desafío de la moda de autor es reavivar los oficios tradicionales (y no me refiere a ello a coser con una “recta”) y las técnicas ancestrales para encontrar en ellas elementos que complejicen sus creaciones.

Manus x Machina nos demostró que la tecnología y los robots llevan un tiempo en la industria, y que su utilización puede ser virtuosa

Con ello es fundamental encontrar los elementos diferenciadores, que no sólo los distingan en términos constructivos, sino también que lleven a los consumidores a preferirlos, a pesar de tener precios superiores -pero competitivos- a lo que será la oferta automatizada.

En este sentido, los robots también puede ser aliados. Los “cobots” o robots colaborativos, que apoyarían el trabajo de las personas, podrían potenciar ciertos procesos o tal como hoy lo hace el corte digital, la sublimación y/o la impresión 3D, y así ayudar a armar relatos que seduzcan a quienes los vean.

A la fecha es la industria manufacturera la principal receptora de cobots, tal como lo muestra el video de Universal Robots

Sin duda, la robotización cambiará la industria tal como la conocemos, pero de las marcas depende saber encontrar en ella, la manera de sumar aún más valor a sus productos.

(Foto principal: Editorial de Steven Klein para Vogue Italy - 2003)

0 comentarios:

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.