QT DESTACADO

Sr. Gonzalez estará en 3º edición de Mercedes-Benz Fashion Week Chile

Historias de moda: mi experiencia como novia no tradicional

Hace exactamente un año me casé con Ale, luego de más de 7 años juntos. Como no soy una persona que comulgue mucho con los "rituales socialmente impuestos", y considero al matrimonio como un compromiso entre dos personas y no "la ciudad completa", decidí celebrar esta unión de manera íntima en un restaurante de Valparaíso. Los invitados -un puñado de familiares y un par de amigos como testigos- fueron cómplices de este acto que sellaba un camino que no estuvo exento de dificultades. Si bien todo fue pensado en pequeña escala, en esa oportunidad aproveché de jugar a la "novia no tradicional" y cambiarme de vestidos tantas veces como Madonna en su recitales. ¿Se puede ser novia sin usar el clásico vestido largo? Sí. Acá te cuento cómo lo hice yo. 


Novia en blanco, rojo, crema y negro


Para el momento de la firma -nos casamos sólo por el civil- decidí usar un vestido de Paulo Méndez de su colección otoño 2012, Play, que siempre me llamó la atención por su silueta y delicada textura. De hecho, más que evocar una boda, me recordaba la elegancia del ballet desde una mirada contemporánea. Llegué a él por azar, ya que lo encontré en liquidación en Porquetevistes y supe que era el indicado para iniciar ese gran día.


Acompañé el vestido con unos zapatos rojos de Gaytan, diseñados especialmente para la ocasión, y unos aros de Vera Sielfeld. Ambos complementos fueron el hilo conductor de todos los outfit que siguieron. El maquillaje estuvo a cargo de Manu Guerrero.

Después de la firma, los anillos y los aplausos, decidí cambiar mi look a uno sofisticadamente sexy de  la diseñadora chilena radicada en Honduras, Giselle Matamala. Ella supo que me casaría y me envío de regalo tres hermosos vestidos. Usé dos. El primero de color rojo furioso, que iluminó mi primer almuerzo como "señora" (hasta el día de hoy me cuesta asumir esta palabra porque me imagino que le hablan a una señora de 60, ja!).

Ale, el novio


El segundo me lo puse para recibir a algunos amigos que me fueron a saludar a mi departamento (enterados de lo que ocurrió por la mañana) con el mismo relajo que lo harían si estuviera de cumpleaños. Nada de protocolos especiales, ni parafernalias. La única que marcaba la diferencia era yo con mis vestidos. ¿El elegido? Otro Giselle Matamala de color crema, que si tenía un aura más de novia y destacaba por unos exquisitos detalles de encaje.



Para cerrar la velada utilicé un vestido que formó parte de mi colaboración con Makinita de Coser para el verano 2013, y que fue el icono de "Sensualidad contenida". Me refiero a uno negro con gasa de puntitos tributo a la gran Brigitte Bardot.



Si bien mi opción fue bastante atípica, creo que puede servir de inspiración para todas quienes quieren transformarse en novias no tradicionales, sin perder el glamour y la elegancia.

¿Te casarías sin el clásico vestido de novia?

11 comentarios:

  1. Me encantó tu decisión! El vestido rojo me encantó, te veías bellísima! La verdad es que yo pensé que era atípica por haber usado negro en el vestido y zapatos negros jaja pero no fui tan osada como tú, jeje

    Felicidades en este 1° año de casada, mucho éxito para todos los que vienen.

    ResponderEliminar
  2. Sofía con mucha buena onda a veces siento que a nadie le interesa tu vida personal...desde hace un buen rato ya estas colocando cosas demasiado auto referente, lo mismo pasa con que siempre nombras a los mismos y a los mismos ya varias comentamos eso , donde están los demás aquí en Chile que abundan cada día? me desilusioné bastante de tu libro relatos de Moda, sentí que fue como leer tu blog mas de lo mismo y mas promoción para los mismos de siempre, ahora todo esto te lo digo con altitud de mira y no de manera personal...Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamela en mi sección "historias de moda" cuento cosas de mi vida que creo pueden ser inspiración para otros. Si no te gustan puedes omitirlas.

      Ahora sobre mi libro. No es una producción inédita sino una compilación de algunas columnas -revisadas y actualizadas- de mi sitio por eso te pareció que lo estabas leyendo (no todos me leen tan seguido como tú). He sido muy transparente en eso y la gracia de él es la articulación de una reflexión que actualmente está atomizada. Respecto a los ejemplos, su selección tiene que ver con trayectorias. Y los "nuevos" a los que apelas son referenciados en mi blog en la medida que los conozco y me los presentan. Si tu quieres aportar con algún nombre, acá son bienvenidos.

      Eliminar
  3. Te veías preciosa con todas tus elecciones! Muchas felicidades por tu aniversario! Me parece super buena idea lo del vestido no tradicional, realmente es super barsa que en la mayoría de los trajes se busque evocar una pureza muchas veces inexistente jajajaja no, broma, pero me gusta eso de arriesgarse con propuestas distintas, y con vestidos que incluso puedes volver a usar más adelante, no así con el tradicional que su único posible reuso es heredarlo a una hija. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Constanza. Y sí creo que la opción del riesgo por unos vestidos que se pueden usar más de una vez puede ser atractiva para muchas, porque como dices, resulta una inversión para heredar. En mi caso el rojo y negro lo he usado para diversos eventos, combinándolo con otros complementos, lo que los hace verse diferentes.

      Slds

      Eliminar
  4. Querida Sofi ,muy linda en todos tus looks ,ademas encuentro excelente y sustentable opción usar algo que luego podrás reutilizar ,por mi parte me case hace ya unos 20 años cuando no había diseño de autor y nadie se atrevía a mucho mas , nadie excepto yo que lo hice a las 12 del día y con un modelo nada convencional para la época ideado por mi y que aun conservo y cabe en una bolsa de 30 x30 cms y que genero hasta el comentario ...no trae velo pa k veas lo normado que estaba todo jajaj !!...ahora se espera mucho mas creatividad de la novia y es hasta bien visto lo que da mucha libertad ..en Ropadelalma he hecho algunos vestidos de novia con sentido que le llamo y se que han generado buenísimos comentarios ... bueno querida solo desearte larga , emocionante y gozada vida matrimonial ! <3

    ResponderEliminar
  5. Me gustó mucho el vestido rojo, pero no me gustaron los aros, ni los zapatos ni el pelo. El traje a rayas y el de gasa no se veían de buena factura, faltó ver el negro con gasa de puntitos, porque se veía realmente glamoroso en la foto. Creo que es buena opción esto de ser novia alternativa, pero la alternativa debe ser mejor a lo tradicional para que valga la pena. saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo todos los vestidos era de muy buena factura, quizás no se aprecia en la imagen. De hecho me perdí con tu diferencia entre el de rayas versus el negro. El de rayas es el blanco? Sobre el resto que no te gustó sólo puedo decirte que en gustos no hay nada escrito. Yo quedé contenta con el resultado.

    ResponderEliminar
  7. Muchas felicidades por el aniversario, te veías muy linda con todos los modelos, en lo personal me gustaron todos mis favoritos el rojo y negro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jeanette y Anónimo por sus buenos deseos. :) Mi intención de contarles esta historia era sobre todo demostrar que no es necesario complicarse tanto para casarse, y existen opciones más sustentables (en términos de posibilidades de re-uso) y prácticas (de menor costo a un traje de novia tradicional), que también pueden hacernos lucir muy bien.

      Eliminar
  8. Felicidades por el año!!! Del primer vestido pude ver poco pero me gustó además la foto es linda y el vestido rojo también me pareció amado.

    A mi me encanta que cuentes cosas tuyas también :)
    Abrazo y muchas buenas ondas!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios realizados en este blog son de exclusiva responsabilidad de quien los escribe, por eso te pido altura de miras y conversación - discusión sin ofensas o acusaciones que no se puedan probar. QT es un medio colaborativo, ayúdame a mantenerlo de esa manera.